Público
Público

La oposición siria denuncia una nueva masacre en Hama

La aldea de Al Qubeir fue primero bombardeada por el Ejército y luego atacada porlas fuerzas de seguridad y por los matones del régimen de Bachar al Asad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los grupos opositores sirios han denunciado que varias decenas de personas fallecieron en la aldea de Al Qubeir, en la provincia central de Hama, en una nueva masacre perpetrada por las fuerzas del régimen sirio de Bachar al Asad. Esta localidad fue primero bombardeada por el ejército y luego atacada por los shabihas (matones del régimen) y miembros de las fuerzas de seguridad, explicó el activista de Hama Abu Hisham. 

Abu Hisham aseguró que las víctimas mortales alcanzan el centenar y que la mayoría fueron ejecutadas, mientras que los grupos opositores Comités de Coordinación Local y Comisión General de la Revolución, confirmaron la muerte de 78 y 30 personas, respectivamente. La mayoría de las víctimas, entre las que hay mujeres y niños, fueron asesinadas con armas de fuego y armas blancas, mientras que un gran número de casas fueron quemadas. La Comisión señaló que las fuerzas gubernamentales llevaron a cabo ejecuciones sumarias, ya que gran parte de los cuerpos presentan disparos a corta distancia.

La provincia de Hama, uno de los principales feudos opositores, ha sido en esta jornada blanco de bombardeos y aviones militares sobrevuelan algunas de sus localidades, de acuerdo a las informaciones de los activistas opositores.

Horas antes, los grupos opositores denunciaron también en Hama otra matanza perpetrada por las fuerzas del régimen, después de encontrar en la localidad de Kafr Sita seis cadáveres calcinados en varias casas después de que se retiraran las tropas. Esta nueva masacre, que no puede ser verificada de forma independiente debido a las restricciones impuestas por el régimen a la prensa, se produce menos de dos semanas después de que más de un centenar de personas fallecieran en la zona de Hula, en la provincia central de Homs. 

El grupo de 'Amigos de Siria' se ha reunido por segunda vez en Washington para analizar la 'efectividad' de más sanciones contra el régimen sirio y plantearon el uso de la fuerza bajo el mando de la ONU. Fue la Liga Árabe la que propuso esta posibilidad durante el pasado fin de semana.

El comunicado final de la reunión 'exige el fin inmediato de la violencia contra el pueblo sirio e insta a todos los miembros de la comunidad inernacional a demostrar su solidaridad reforzando las medidas para incrementar la presión' contra Damasco.

De los 55 países que forman 'Amigos de Siria', sólo China y Rusia, que se mantienen ausentes en estas reuniones, se oponen a las sanciones al régimen de Bachar al Aad.

El próximo 12 de julio se ha fijado una nueva reunión que analice cómo se van sucediendo los acontecimientos y cómo funciona el sistema de nuevas sanciones que impondrán los países a Siria.

Durante la jornada de hoy, Kofi Annan tiene previsto presentar ante el Consejo de Seguridad de la ONU 'nuevas ideas' para resolver la crisis y que deberán ser empleadas para acordar los próximos pasos para frenar una situación cada vez más inestable en el país. 

La violencia se ha recrudecido en Siria desde esa masacre, perpetrada el pasado 25 de mayo, que ha llevado a los rebeldes en el interior del país a romper su compromiso con el alto el fuego, que entró en vigor el 12 de abril pero ha sido violado a diario.

Tras lo sucedido en Hula, también ha aumentado la presión internacional, y las principales potencias occidentales decidieron expulsar a los embajadores sirios de sus países. El conflicto que comenzó en Siria entre la oposición y el régimen en marzo de 2011 ha causado, según la ONU, más de 10.000 muertos, 230.000 los desplazados internos y 60.000 refugiados en países limítrofes.