Público
Público

Un optimista Ferrari presenta su nuevo F-10 de Fórmula 1

Reuters

Ferrari presentó su F10 para la próxima temporada de Fórmula Uno el jueves, confiando en que el coche, radicalmente rediseñado, sea mucho más competitivo que el del año anterior.

En una ceremonia fastuosa en la fábrica de coches de la compañía, con trabajadores fabricando vehículos comerciales detrás, los pilotos de Ferrari Fernando Alonso y Felipe Massa ayudaron a retirar la lona que cubría un monoplaza que el equipo italiano espera que le devuelva a la senda de la victoria en el campeonato del mundo.

"Es una temporada muy importante para nosotros. Venimos de una temporada que no fue positiva. Lo tenemos todo para hacerlo bien", dijo el director de equipo, Stefano Domenicali, que vio cómo su equipo ocupaba apenas el cuarto puesto en el campeonato de constructores del año pasado, a los presentes.

El coche es más largo que el del año pasado ya que la prohibición de repostar a mitad de carrera ha llevado a fabricar un tanque de combustible mucho mayor, que es casi el doble del tamaño que el del año pasado y ha sido rediseñado para intentar mejorar el rendimiento.

Como todos los modelos de Fórmula Uno esta temporada, las ruedas delanteras son más estrechas y los frenos se han modificado ya que el coche, lleno de combustible, pesará mucho más al comienzo de las carreras que antes.

El motor es tipo 056, el chasis es de fibra de carbono y una estructura compuesta y con diseño de colmena, mientras que el difusor es mucho mayor.

Los tradicionales colores rojos de Ferrari aún prevalecen, pero los alerones son blancos este año para acomodar ahí el nombre del nuevo patrocinador, el Banco Santander.

Ferrari se vanaglorió también de otra presencia española, la del bicampeón del mundo Fernando Alonso, que llega procedente de Renault, mientras que Massa está plenamente recuperado tras el grave accidente que sufrió en el Gran Premio de Hungría de julio pasado.

"Tenemos dos pilotos nuevos", dijo Domenicali con una sonrisa. "Tenemos dos pilotos extraordinarios desde el punto de vista personal y profesional", añadió.

Massa tiene previsto conducir brevemente el nuevo coche el jueves para un vídeo promocional, pero las pruebas no están permitidas hasta que las sesiones oficiales comiencen en febrero en España.

"Es una presentación especial para mí después de todo lo ocurrido en 2009. Espero que sea un coche competitivo y podamos luchar de nuevo por el título", añadió el brasileño.

Alonso, que calificó de "sueño" el monoplaza, añadió: "Es mi primera presentación con Ferrari. Es emocionante. Estamos preparados para asumir la responsabilidad de sacar el 100 por cien de este coche".

Más noticias de Política y Sociedad