Público
Público

Una orden irlandesa ofrece 161 millones por abusos infantiles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una organización religiosa que se encuentra en el centro de una investigación sobre abusos infantiles en Irlanda dijo el miércoles que ha ofrecido una compensación de 161 millones de euros, un anuncio que fue muy criticado por asociaciones de víctimas.

Los Hermanos Cristianos, que llegó a ser la orden que dirigía el mayor número de centros de atención a niños en Irlanda, dijo que destinará 30 millones de euros a un fondo gubernamental, cuatro millones para ayuda psicológica y 127 millones para instalaciones deportivas en los colegios.

Pero el grupo Supervivientes Irlandeses de Abusos Infantiles (SOCA, por sus siglas en inglés) dijo que sólo 34 millones de euros son "dinero nuevo".

Las revelaciones conocidas el pasado mayo, con informes de palizas, trabajo esclavo y violaciones en los llamados colegios industriales y reformatorios que abundaban en el país hasta los años 70 y ahora prácticamente están extinguidos, han avergonzado a los irlandeses y presionado a las órdenes religiosas que dirigían estas instituciones para que aumenten las compensaciones.

"La variedad de medidas crecientes detalladas antes pone de manifiesto la aceptación, vergüenza y pesar de los Hermanos Cristianos de las conclusiones del Informe Ryan", dijo la orden en un comunicado respecto a la investigación que cubrió el periodo entre los años 30 y los 70 presidida por el juez del Tribunal Supremo Sean Ryan.

La orden añadió que la oferta llevará el total de sus contribuciones realizadas desde 1996 a 191 millones de euros, pero SOCA aseguró que el comunicado "es un ejercicio en el arte de las argucias por parte de sus máximos practicantes en Irlanda".

"Las referencias a campos de juego para ser gestionados de manera conjunta con el Estado no tiene nada que ver con compensar a las víctimas de los abusos de los Hermanos Cristianos en las instituciones irlandesas".

Otras dos órdenes, las Hermanas de la Caridad y las Hijas de la Caridad, dijeron posteriormente que se han comprometido a aportar cinco millones de euros y diez millones de euros, respectivamente, a beneficio de los antiguos moradores de las instituciones dirigidas por los religiosos.

Este paso llega mientras Irlanda espera la publicación de otro informe sobre la gestión de las acusaciones de abusos sexuales a niños en la archidiócesis de Dublín desde 1975 a 2004, que el primer ministro, Brian Cowen, dijo que se publicará el jueves.

"En estos días oiremos los eventos sórdidos que ocurrieron en la Iglesia Católica en la Archidiócesis de Dublín", declaró la semana pasada el arzobispo Diarmuid Martin.

Varios escándalos sobre abusos de religiosos a niños han erosionado la autoridad moral de la Iglesia católica en un país que era uno de los más devotos del mundo.

Más noticias en Política y Sociedad