Público
Público

El Orgullo Gay 2013 amplía sus reivindicaciones contra los recortes al Estado del bienestar

Los manifestantes se desnudan ante el Ministerio de Ana Mato para exigir una sanidad pública. Denuncian las "leyes del patriarcado" contra el derecho de las mujeres a decidir sobre su embarazo.

PÚBLICO / AGENCIAS

La manifestación del Orgullo Gay 2013 de este sábado 6 de julio se ha celebrado bajo el lema "Jóvenes sin armarios", en defensa y apoyo al  individuo que atraviesa la etapa de su vida en la que resulta más difícil poder ejercer el derecho a la igualdad bajo la presión de los prejuicios, los tabúes, los imperativos religiosos o la sociedad más intolerante.

La de este año ha sido una marcha multitudinaria -las previsiones hablaban de más de 1,2 millones de asistentes y 21 carrozas- a la que no ha intimidado los 40 grados alcanzados bajo el sol de Madrid y que ha alternado su reivindicación habitual del derecho a la igualdad de hombres y mujeres independientemente de su orientación sexual con otras reclamaciones igualmente potentes, como el derecho a la sanidad y a la educación pública. Así, la imagen de la jornada la han proporcionado un grupo de manifestantes que, en ropa interior roja o desnudos bajo la colorida bandera del Orgullo Gay, se han concentrado frente al Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad para protestar contra "los brutales recortes al Estado del Bienestar que estamos padeciendo".

"Nos desnudamos porque nos dejan solos frente a los recortes", han gritado los convocantes frente al Ministerio que dirige Ana Mato, al mismo tiempo que se hacían sonar campanas de duelo en un megáfono para exigir que se detuviese una política sanitaria -la del Gobierno de Mariano Rajoy- "donde importa más el dinero que las personas".

"¡No más leyes del patriarcado sobre nuestros cuerpos!", ha sido una de las frases coreadasLos manifestantes contra los recortes sanitarios estuvieron respaldados en esta parada por los organizadores de la marcha, el colectivo y la federación de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, COGAM y FELGTB, en el manifiesto final: "Exigimos que todas las personas, independientemente de su origen y la situación legal en que se encuentren, puedan ser atendidas. No más muertes por la falta de atención médica. El personal sanitario tiene el derecho y el deber de cuidar y curar. Que nadie se los recorte. ¡La salud no se recorta!", han dicho.

Aparte de la sanidad, las reivindicaciones de los participantes en la marcha del Orgullo Gay 2013 se han centrado en pro de la educación pública ("¡No a los recortes en las escuelas! ¡Sí a una educación gratuita, pública y libre de lgtbfobia! ¡Todo nuestro apoyo a la lucha de la marea verde!") y, especialmente, en apoyo a la marea violeta, esto es, al derecho de todas las mujeres a decidir sobre su embarazo: "Denunciamos la injerencia inaceptable del Estado y de la jerarquía eclesiástica en los derechos de las mujeres. ¡Las mujeres bisexuales, lesbianas y heterosexuales tenemos derecho a abortar! ¡No más leyes del patriarcado sobre nuestros cuerpos!". Todos somos iguales, han insistido una y otra vez los manifestantes, "con independencia del nacimiento, etnia, sexo, lugar de residencia, religión, opinión, orientación sexual o identidad de género".

A estas proclamas se han sumado, desde el principio de la marcha, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, que en declaraciones a Efe, ha denunciado los "pasos atrás muy serios" que se han dado en sanidad y educación y "que se pueden pagar en el presente y en el futuro". En el mismo sentido ha hablado el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, que ha subrayado como Méndez la importancia de la defensa de la igualdad y el respeto. También lo ha hecho el líder de IU, Cayo Lara, que ha apoyado la marcha en favor de los derechos y las libertades de la gente que quiere vivir su intimidad "como le da la gana", sin la "opresión" de los gobiernos al servicio de jerarquía religiosa.

Las declaraciones de los líderes sindicales y de IU se producían desde la cabecera de la manifestación, encabezada por las presidentas de las organizaciones convocantes, Esperanza Montero y Boti G. Rodrigo, y en la que también se encontraban los representantes del PSOE Pedro Zerolo, Purificación Causapié y Maru Menéndez, además de otros miembros de IU y Equo, entre otros.

Todos ellos han sido arropados, a ambos lados del Paseo del Prado y hasta llegar a la Puerta de Alcalá, donde se ha leído el manifiesto, por una multitud de personas que han soportado en ocasiones más de 40 grados para vivir esta celebración.

Más noticias de Política y Sociedad