Público
Público

Ottawa investigará la filtración de una información dañina para Barack Obama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno canadiense lanzó una investigación para determinar el origen de la filtración de una conversación entre diplomáticos canadienses y un alto asesor del senador Barack Obama sobre el TLCAN y que ponía en duda la sinceridad del discurso del candidato demócrata.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, dijo hoy en el Parlamento canadiense que Canadá estaba preparando una "investigación interna" para averiguar la fuente de la filtración.

La filtración señaló que Austan Goolsbee, asesor económico de Obama, "fue franco al decir que la campaña de las primarias había sido enfocada de forma doméstica, particularmente en el Medio Oeste, y que la mayoría de la retórica" proteccionista refleja "maniobras políticas".

La retórica se refería a las declaraciones de Obama en favor de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), formado por EE.UU., México y Canadá, para proteger puestos de trabajos estadounidenses.

El informe, redactado por un diplomático canadiense sin identificar, fue conocido días antes de la celebración de las primarias en el estado clave de Ohio, donde un gran número de votantes consideran que el TLCAN es la causa de la desaparición de miles de puestos de trabajo.

La senadora Hillary Clinton, que busca junto con Obama la nominación demócrata a la presidencia del país, utilizó el informe canadiense para atacar a su rival. Ayer, Clinton ganó las primarias del estado.

Harper reconoció hoy que la filtración puede haber dañado a Obama.

"Esta clase de filtración de información es completamente inaceptable y de hecho puede ser ilegal", dijo Harper quien añadió a continuación que "no es útil, no responde a los intereses de Canadá y la forma en que la filtración fue ejecutada, fue descaradamente injusta al senador Obama y su campaña".

"Dependiendo en lo que descubran y en el consejo legal, tomaremos cualquier acción necesaria para llegar al fondo de este asunto", señaló el primer ministro canadiense.