Público
Público

Pachauri reconoce que no habrá un acuerdo real hasta 2010

El nuevo protocolo de reducción de emisiones se firmaría en una cumbre improvisada en México

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A pesar de que en los últimos meses Naciones Unidas había repetido machaconamente que no existía un plan B si fallaba la inminente cumbre de Copenhague, lo hay. Y ya parece ser el plan A. El presidente del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU, Rajendra Pachauri, reconoció ayer en Madrid que el cónclave político que comenzará dentro de ocho días en la capital danesa sólo servirá para 'sentar las bases para que haya un acuerdo vinculante en México', en una cumbre improvisada que tendrá lugar en 2010.

Pese a que las propuestas de reducción de emisiones de CO2 que hay ahora mismo sobre la mesa no evitarían la temida subida de más de dos grados de la temperatura en 2100, Pachauri elaboró un discurso complaciente, en el que incrustó apenas unos dardos para los países más contaminantes del planeta. 'EEUU no hizo nada durante muchos años, así que ahora tienen que recuperar el tiempo perdido', manifestó a la prensa antes de participar en unas jornadas sobre energías renovables organizadas por Casa Asia.

'EEUU no hizo nada durante años, tiene que recuperar el tiempo perdido'

La Administración de Barack Obama propuso el miércoles un recorte de las emisiones de un 17% en 2020 respecto a 2005 (alrededor de un 6% respecto a 1990). Para Pachauri, este movimiento del Gobierno estadounidense es 'un paso muy alentador', aunque exhortó a Obama a ir más allá y coger las riendas de la negociación. La UE se ha comprometido a disminuir sus emisiones un 20% en 2020 respecto a 1990, pase lo que pase en Copenhague. Y los 27 podrían llegar a una bajada del 30% si hay un acuerdo en Dinamarca.

El Gobierno chino, como EEUU, también ha dado por primera vez un paso para descarbonizarse esta semana. El jueves, Pekín anunció que disminuirá sus emisiones un 45% por cada punto de crecimiento de su Producto Interior Bruto en 2020, respecto a 2005. Pero, como su PIB se incrementa un 10% cada año, China seguirá aumentando sus emisiones, aunque a menor ritmo. 'Es un paso adelante que va más allá de lo que exige el Protocolo de Kioto, aunque China no hace tanto como nos gustaría', admitió Pachauri. No obstante, el líder del IPCC, premio Nobel de la Paz en 2007, confió en que China propondrá recortes más ambiciosos 'si los países desarrollados se mueven rápido'. 'Estamos perdiendo el tiempo', zanjó Pachauri.

'China propondrá más recortes si los países desarrollados se mueven rápido'

El negociador mexicano en Copenhague, Luis Alfonso de Alba, también dio por hecho que las discusiones para sustituir el actual Protocolo de Kioto finalizarán en su país a finales de 2010. 'Lo más probable es que ese trabajo concluya en México. Lo que es un hecho es que no debería concluir después de México', aseguró ayer en una entrevista a Reuters. El discurso ha cambiado. Hace unas semanas no había un plan B para Copenhague. Ahora no hay un plan Bpara México.

En los próximos días se espera el movimiento del Gobierno de India, que todavía no ha hecho una propuesta para aminorar el crecimiento de sus emisiones de CO2. Su ministro de Medio Ambiente, Jairam Ramesh, admitió ayer al diario HindustanTimes que la propuesta de China es 'una llamada a la acción' para su país.

Más noticias en Política y Sociedad