Público
Público

El Padre Ángel García critica que sólo voten los obispos, aunque confía en el diálogo con Rouco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sacerdote Ángel García, fundador y presidente de la ONG Mensajeros de la Paz, criticó hoy que los obispos sean los únicos que pueden elegir al presidente de la Conferencia Episcopal, aunque una vez elegido éste confió en la capacidad de diálogo de Antonio María Rouco Varela.

El padre Ángel García hizo estas declaraciones a Efe al regresar a Madrid desde Irak, donde ha intercedido para la liberación del arzobispo de Mosul, monseñor Paulos Faraj Rahho, secuestrado el pasado 29 de febrero.

El sacerdote ha vuelto de Irak con cuatro niños y jóvenes para que sean tratados en España de sus diferentes patologías.

Ángel García destacó que mientras él "estaba tratando de liberar a un obispo en Irak, aquí los obispos estaban eligiendo al presidente de la Conferencia Episcopal, que parece que estaba entre dos (candidatos)".

Afirmó que "son los obispos los que van a acertar o los que no hayan acertado, porque los curas no podemos elegir al presidente de la Conferencia, como no elegimos al presidente de Estados Unidos, (sino que) les sufrimos o les aceptamos".

Tras esta crítica, dijo que a él le parece bien cualquier presidente "siempre que sepa dialogar", y apuntó que a Rouco Varela le admiró recientemente "primero porque recibió a unos niños casi de rodillas, jugando, y segundo porque fue capaz de lidiar con aquellos sacerdotes de vallecas y dialogó", en referencia a la polémica de la parroquia de San Carlos Borromeo.

"Yo creo que va a dialogar con los políticos, con los unos y con los otros", añadió.

El sacerdote dijo que "los obispos de aquí son los que están haciendo la Pastoral que se hace aquí, y yo siempre les he querido pero no les admiro", aunque reconoció que "hay que quererles, apoyarles y ayudarles a que lo hagan bien, porque ponerles piedras es de tontos".

Preguntado sobre a quién habría votado como presidente de la Conferencia Episcopal, si hubiera podido hacerlo, aseguró que "a uno que no se podría votar, como el arzobispo emérito de Oviedo, Gabriel Díaz Merchán".

"No me preocupan mucho las elecciones, pero por animar un poco el cotarro yo hubiera apostado por un emérito, que tiene mucha más paciencia, más sabiduría y que lo sabría hacer mejor, y que además ya fue presidente, como Díaz Merchán", añadió.