Público
Público

Los padres de los cuatrillizos vizcaínos lamentan no haber llegado al cheque-bebé

EFE

Los padres de los cuatrillizos que ayer nacieron en Vizcaya han lamentado hoy no haber llegado a tiempo para recibir la ayuda del Gobierno por nacimiento de hijo, pero han confiado en lograr otras aportaciones de instituciones vascas y de empresas dedicadas a productos de bebés.

Según han explicado a Efe los padres, tras la ilusión "de tener de golpe a cuatro" hijos y después de confirmar que "todos se encuentran perfectamente", "ahora toca pensar en sacarlos adelante".

El parto múltiple se llevó a cabo mediante cesárea en el hospital vizcaíno de Cruces y tuvo lugar a las 10:45 horas de ayer.

Los bebés, que nacieron con pesos de 2.000, 1.860, 1.300 y 930 gramos, respectivamente, reciben hoy los cuidados adecuados a su peso y grado de maduración de sus órganos en la sección de neonatos.

Según han explicado sus padres, los niños se llaman Xabier y Ingeru, y las niñas, Saoia y Aizea, nombres que han elegido conjuntamente de una larga lista que hicieron hace meses.

Ambos progenitores han señalado la "mala suerte" que han tenido por haber llegado a tiempo para recibir los 2.500 euros que ayuda que aportaba el Gobierno por cada nacimiento hasta el pasado mes de diciembre, de manera que, según han recordado, ésta familia dejará de percibir 10.000 euros.

Así, ha lamentado la madre, por nacer en enero sus hijos "no traen nada debajo del brazo", pero ha anunciado que solicitarán las ayudas por partos múltiples que ofrecen las instituciones vascas.

Además, los padres se han puesto en contacto con empresas de leche adaptada, pañales y otros productos de bebés para solicitarles "cualquier tipo de ayuda o apoyo que suelen tener" para casos de partos múltiples.

En cualquier caso, han explicado que prefieren "no darle muchas vueltas a la cabeza" sobre cómo van a salir adelante con su prole, aunque esperan contar también con el apoyo de la familia.

La madre, que se sometió a una terapia de inseminación artificial para lograr el embarazo, ha comentado: "Yo quería tener un hijo; no quería tener cuatro, pero si viene así, pues qué le vas a hacer".

Los médicos comunicaron el pasado mes de julio a la pareja que estaban esperando cuatro bebés, si bien les informaron de los riesgos que suelen conllevar este tipo de embarazos, por lo que prefirieron no hacerse "ilusiones".

El padre ha recordado que desde que les dieron "la noticia de que venían cuatro", pasaron "por todos los estados de ánimo: de alegría, impresión, preocupación...", hasta que han nacido. "Entonces, se te olvida todo. Es lo mejor que tenemos", ha expresado el emocionado padre.

Tras el parto, programado, la madre, que se recupera de la cesárea, ha descrito que sus cuatro hijos "son muy, muy pequeños" y que de cara, una de las niñas se parece a ella. "La misma cara de mala leche", ha comentado.

Más noticias de Política y Sociedad