Público
Público

Los padres del "niño del globo" podrían ir a prisión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El padre y la madre del niño de seis años que supuestamente estuvo durante horas volando a la deriva en un globo se declararon ante el juez culpables de haber orquestado este montaje, lo que los podría llevar a prisión.

El magistrado Stephen Schapanski indicó que dictará su sentencia el 23 de diciembre, según informan medios locales.

En la audiencia de hoy el padre del niño, Richard Heene, se declaró culpable de falsedad cuando denunció ante el sheriff del condado de Larimer, en Colorado, que su hijo de seis años podría estar en el interior del globo aerostático de construcción casera que volaba a la deriva.

Su esposa, Mayumi Henne, se declaró culpable de haber realizado una denuncia falsa a las autoridades, lo que supone un delito de falsa conducta.

Según la declaración de culpabilidad, Richard Henne se enfrenta a 90 días de cárcel, posterior libertad vigilada y una multa.

Su esposa puede ser condenada a una pena de 60 días de cárcel, que podría ser en régimen abierto, y libertad vigilada posterior.

Además, ambos pueden ser obligados a pagar los 62.000 dólares que costó el operativo que desplegaron las autoridades para localizar el globo y tratar de llevarlo a tierra y salvar la vida del niño, quien en verdad se encontraba en su casa.

El pasado 15 de octubre Richard y Mayumi Heene dijeron a las autoridades en el Estado de Colorado que un gran globo lleno de helio que construían en el fondo de su casa se había soltado y volaba libre, y que ellos no podían encontrar a su hijo Falcon.

El globo con forma de platillo volante flotó a merced de los vientos, y las imágenes transmitidas por la televisión cautivaron a millones de personas en todo el país que creyeron, al igual que las autoridades, que el niño estaba dentro del compartimento bajo el globo.

La persecución a lo largo de más de cien kilómetros obligó a suspender temporalmente las operaciones del aeropuerto internacional de Denver, la principal ciudad de Colorado.

Finalmente, el globo perdió aire y cayó a tierra, sin que se encontraran rastros del niño.

Falcon apareció horas después, sano y salvo en su casa. El pequeño declaró que había estado escondido en el altillo del garaje, asustado porque su padre lo habría regañado.

Las sospechas de que todo era un montaje comenzaron esa misma noche, cuando en una entrevista en la cadena CNN su padre le preguntó por qué no había contestado cuando lo llamaban y el niño replicó: "Ustedes dijeron que lo hacíamos por el show".

Más noticias en Política y Sociedad