Público
Público

Los países deben invertir como mínimo el 25% del PIB para poder crecer, según un informe

EFE

Los países deben invertir como mínimo el 25 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB) para poder crecer, según un informe presentado hoy en la Comisión Europea sobre estrategias en favor del crecimiento sostenible y el desarrollo.

El texto, realizado por un grupo de políticos, economistas y académicos, identifica los factores necesarios para el crecimiento a partir del ejemplo de trece economías: Botsuana, Brasil, China, Corea, Hong Kong, Indonesia, Japón, Malasia, Malta, Omán, Singapur, Taiwán y Tailandia.

Todas ellas comparten características, como su integración en la economía mundial, los altos niveles de inversión y ahorro y el hecho de haber estado dirigidas por gobiernos comprometidos con el crecimiento.

El estudio, presentado hoy por el Premio Nobel de Economía 2001, Michael Spence, y la comisaria europea de Política Regional, Danuta Hubner, subraya que el crecimiento de un país exige grandes inversiones, siendo cruciales los gastos en infraestructuras, educación y sanidad.

Spence explicó en rueda de prensa que otro factor importante para fomentar el crecimiento es el liderazgo y el buen gobierno y precisó que los gobernantes deben crear las condiciones para tener una administración motivada y convencer a sus ciudadanos de que esas inversiones "valen la pena".

Otro de los elementos identificados es la participación en la economía mundial, ya que las estrategias de crecimiento basadas exclusivamente en la demanda interna no ofrecen futuro, según Spence.

La interacción en la economía global es "esencial", al permitir a las economías importar ideas, tecnologías y saber-hacer del resto del mundo, señala el texto.

El informe incide además en lo importante que debe ser para los países en desarrollo el invertir en protección ambiental, aunque no se sumen de forma inmediata a los mismos compromisos que los países ricos.

También critica que en muchas partes del mundo se concedan subsidios al consumo de energía, fondos que "con frecuencia se malgastan y que deberían ser invertidos mejor en educación e infraestructuras" y recomienda los incentivos al desarrollo de energías eficientes.

Por último, el estudio recuerda que la mitad de la población mundial habita en ciudades y que la industrialización exige de unos desarrollos urbanísticos, por lo que recomienda más financiación de las infraestructuras urbanas con directrices claras e incentivos adecuados.

Más noticias de Política y Sociedad