Público
Público

Pajín afirma que no está sobre la mesa congelar el sueldo de los funcionarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, vaticina unos Presupuestos Generales del Estado para 2010 "austeros", en los que habrá que recortar partidas propias de etapas de crecimiento, pero ha asegurado que "no está sobre la mesa congelar el sueldo de los funcionarios en estos momentos".

En una entrevista con Efe, Pajín ha analizado los retos del próximo curso político, en el que los socialistas tendrán que esforzarse en la búsqueda de acuerdos parlamentarios para las cuentas del año próximo y para leyes como la del aborto, que, hoy por hoy, afirma la dirigente del PSOE, "tiene apoyos suficientes para salir adelante".

Según ha revelado, ya ha habido una primera ronda de contactos con los grupos y tras el verano habrá nuevas reuniones, pero todavía es pronto para saber quién va a apoyar los presupuestos.

No obstante, se ha mostrado convencida de que la cuentas del Estado lograrán el respaldo suficiente para salir adelante. "No tengo ninguna duda", ha aseverado.

Ha instado además al PP a "aparcar por una vez sus intereses partidistas" y a sumarse al Gobierno en la herramienta más importante que tiene para hacer frente a la crisis, que es la ley de presupuestos.

Las cuentas, ha recalcado, serán "austeras y rigurosas", pero, al mismo tiempo, "ambiciosas en lo social".

Después de que la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, haya avanzado que el salario de los funcionarios "tendrá que adecuarse a la situación económica", Pajín ha afirmado que la congelación de esos sueldos "no está encima de la mesa en estos momentos".

Preguntada sobre la posibilidad de que el Ejecutivo aproveche la ley de presupuestos para subir los impuestos, ha señalado que corresponde al Gobierno "reflexionar sobre la política fiscal", pero ha recordado que cualquier decisión en ese ámbito estará supeditada a los acuerdos parlamentarios.

El principal recorte lo sufrirán los gastos corrientes y "algunas partidas de las que, hasta ahora, mientras había crecimiento económico se podía hacer gala".

Varios dirigentes socialistas han avanzado ya, por ejemplo, la posibilidad de rediseñar la deducción fiscal de los 400 euros o la ayuda de 2.500 euros por nacimiento.

En el periodo de sesiones que comenzará en septiembre llegará también al Congreso el proyecto de reforma de la ley del aborto, que actualmente espera el dictamen del Consejo de Estado.

Tras estimar que la iniciativa redactada por el Gobierno es "la mejor ley", no ha querido adelantarse al debate parlamentario, pero ha subrayado que, "a día de hoy, la ley tiene suficientes apoyos para salir adelante" tal y como está.

Y eso incluye el polémico punto que permitirá a las menores abortar sin consentimiento de los progenitores.

El Parlamento también tendrá que debatir la iniciativa anunciada por el PP para reformar la ley del menor y poder imputar a menores de 14 años en casos de especial gravedad, una propuesta que el PSOE no comparte.

"¿Dónde ponemos el límite?, ¿en diez?, ¿en nueve?, ¿en siete años?", se ha preguntado Pajín, quien ha apostado por un pacto con todos los agentes políticos y sociales para abordar este problema desde la prevención y la educación, y sin necesidad de cambiar la ley cada cuatro años.

Queda asimismo pendiente para la vuelta del verano la reforma de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA) para adecuarla al nuevo modelo de financiación.

"Un gran modelo", según Pajín, que sirve para todas las comunidades, por lo que, a partir de ahora, a los presidentes de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, y de Madrid, Esperanza Aguirre, "se les han acabado las excusas" y tendrán que volver a ofrecer a los ciudadanos un servicio de calidad en educación y sanidad.

Ante las críticas de dirigentes del PP al nuevo sistema, ha recordado que "no es obligatorio" acogerse a él y que las comunidades que quieran pueden continuar con el actual modelo, pero "no lo harán porque saben, mejor que nadie, que el recién aprobado es mucho mejor".

Respecto a la esperada sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña, Pajín ha confiado en que se produzca "cuanto antes" para que pueda desarrollarse una norma que, ha dicho, "traerá grandes beneficios" a los catalanes y a otras comunidades que se inspiraron en ese texto legal para reformar sus propias normas autonómicas.

Más noticias en Política y Sociedad