Público
Público

Palin dice que la presidencia de EEUU "no está en su radar"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sarah Palin ha declarado que presentar su candidatura a la Casa Blanca en 2012 no está "en su radar ahora mismo" mientras la republicana tuvo cuidado de no cerrar la puerta a una posible carrera presidencial en una entrevista durante el lanzamiento de su libro.

Palin, en una entrevista con Oprah Winfrey, en el inicio de su gira para presentar sus memorias, "Going Rogue: An American Life" ("Rebelarse, una vida americana"), dejó claro que quería concentrarse en las elecciones al Congreso en 2010 en las que los republicanos esperan invadir las mayorías demócratas en el Congreso de EEUU.

"Me estoy concentrando en 2010 y asegurándome que tenemos asuntos que abordar", dijo Palin en una entrevista graba la semana pasada y emitida el lunes. "No sé qué estaré haciendo en 2012. (Presentarme a presidenta) no está en mi radar ahora mismo".

La ex gobernadora de Alaska y candidata republicana a la vicepresidencia en 2008, que es popular entre muchos conservadores de EEUU, se ha embarcado en una gira al estilo de una campaña electoral para promocionar su libro, que sale a la venta el martes.

Su aparición en el programa de Winfrey, uno de los espacios más vistos de la televisión de EEUU, llega mientras los observadores políticos vigilan cada paso que da para comprobar si podría lanzar una campaña para ser la candidata republicana en 2012.

Winfrey apoyó de manera activa al demócrata Barack Obama durante la campaña del año pasado.

Palin va a visitar una docena de estados presentando su libro, sobre todo visitando ciudades pequeñas. La tirada inicial de 1,5 millones de copias promete que las memorias, no escritas por ella, sean un éxito instantáneo.

Si Palin quiere aspirar a un cargo mayor, tendrá que superar algunos obstáculos políticos.

Una encuesta del Washington Post/ABC News mostró que el 60% de los encuestados creen que Palin no está cualificada para ejercer como presidenta y el 52 por ciento tiene una opinión de ella desfavorable. No obstante, entre los republicanos, su tasa de aprobación era del 76%.

Más noticias en Política y Sociedad