Público
Público

El Papa habla de defender el medio ambiente en su primer discurso en Australia

EFE

El Papa Benedicto XVI ha hablado hoy de la necesidad de defender el medio ambiente en su primer discurso en Australia, un asunto que ya adelantó que será central durante la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebra en ese país.

Benedicto XVI comenzó así su estancia oficial en Sydney, donde se unirá hoy a los trabajos de la Jornada Mundial de la Juventud, el mayor acontecimiento religioso católico que tiene como protagonista a los jóvenes.

El Papa hizo esa intervención durante la ceremonia de bienvenida ofrecida por el primer ministro australiano, Kevin Rudd, en la residencia del gobernador general, Michael Jeffrey.

Tras agradecer la hospitalidad ofrecida por las autoridades del país, a donde llegó el pasado domingo, el Papa dedicó su discurso a algunos de los aspectos fundamentales que tratará durante su estancia.

"Con varios miles de jóvenes visitando Australia en este momento, es apropiado reflexionar sobre el mundo que vamos a dejar a las generaciones futuras", dijo.

El líder religioso señaló entonces que "las maravillas de Dios nos recuerdan la necesidad de proteger el ambiente y ejercer una administración responsable de los bienes de la Tierra".

Benedicto XVI alabó, en ese sentido, "los compromisos serios" que Australia ha hecho en la protección del medioambiente.

También destacó la reconciliación que el país ha emprendido con los aborígenes, "gracias a la valiente decisión de reconocer las injusticias cometidas" contra ellos.

"Este ejemplo de reconciliación ofrece esperanza a los pueblos de todo el mundo que buscan desde hace tiempo ver reconocidos sus derechos, así como su contribución a la sociedad", destacó.

El Papa también tuvo palabras sobre la Jornada Mundial de la Juventud, que recordó estará centrada en la figura del Espíritu Santo.

Aseguró que "los jóvenes enfrentan en la actualidad una impresionante variedad de elecciones de vida, por lo que a veces es difícil para ellos saber cómo canalizar mejor su idealismo y su energía".

Para Benedicto XVI es "el Espíritu Santo el que da (a los jóvenes) la sabiduría de saber discernir el camino correcto y el que los anima a seguirlo".

Después de la ceremonia, el Papa se dirigió a rezar a la tumba de Mary MacKillop, una beata australiana, y luego tiene previsto una visita de cortesía al gobernador general y una reunión con el primer ministro.

De allí, se trasladará a la residencia de la catedral de Santa María, donde almorzará en privado, para dar más tarde un paseo en barca por la bahía de Sydney y llegar a un muelle, donde se le recibirá con danzas tradicionales aborígenes.

Más noticias de Política y Sociedad