Público
Público

Paquillo abandona en los 20 kilómetros marcha

El corredor granadino abandonó poco después de la mitad de la prueba de Berlín'09

EFE

El granadino Paquillo Fernández, triple subcampeón mundial de los 20 kilómetros marcha, abandonó poco después de la mitad de la prueba de Berlín'09.

Paquillo Fernández, también subcampeón olímpico en Atenas'04 y doble campeón europeo de la distancia, se retiró en el kilómetro once, cuando el ritmo del grupo de favoritos se incrementó en busca de los italianos Giorgio Rubino e Ivano Brugnetti y el noruego Erik Tysse, que marchaban escapados desde el inicio.

El ruso Valeriy Borchin, oro olímpico en Pekín'08, cumplió con los pronósticos y se proclamó campeón.

El atleta de Guadix, que a partir de ahora se dedicará a los 50 kilómetros marcha, recibió inmediatamente el apoyo de sus seguidores que estaban apostados en el circuito de la prueba, en una avenida junto a la Puerta de Brandenburgo.

Paquillo Fernández afirmó que su retirada había sido por un motivo "totalmente psicológico".

Paquillo no abandonaba en una gran competición desde Edmonton'01. "No iba desde el principio", resumió el atleta accitano, también subcampeón olímpico en Atenas'04 y doble campeón de Europa, que anunció su paso definitivo a los 50 kilómetros y su retirada tras los Juegos de Londres'12.

Con este revés -"es un palo"- suma su segunda decepción consecutiva tras la séptima plaza que logró en Pekín y ahora necesita encontrar la motivación imprescindible con su paso a los 50 kilómetros, prueba en la que se estrenó este año en los Campeonatos de España, en San Pedro del Pinatar (Murcia), y en la que consiguió un magnífico crono de 3h41:02.

Paquillo Fernández, quien consideró que con 32 años "lo podía haber hecho bien" en esta despedida del 20, cree que su paso al 50 es por "un tema más de motivación".

"Me falta un poco de la motivación que tenía estos años en esta prueba. Hoy me he dado cuenta. Lo que me queda voy a probar en el 50, es una forma de intentar alargar mi carrera deportiva hasta Londres e intentar sacar mi última medalla", dijo.

El andaluz resaltó que había sido "un día muy raro" en cuanto a sus "pensamientos en carrera" y que desde su retirada en Edmonton nunca se había sentido "tan mal psicológicamente".

"Después de aquello de Edmonton cambié mucho. Ojalá que esto sea el inicio de una progresión en 50", dijo Paquillo Fernández, quien recordó que su estreno en dicha distancia "fue muy bueno sin prepararlo al cien por cien".

"Necesito hacer otra prueba y motivarme", insistió, "sobre todo sentir esa motivación y esa chispa que al final no ha salido".

En cuanto a la prueba en sí, explicó que "iba en el grupo pero no estaba cómodo" y que aunque se escapó pronto "gente buena sabía que no podían hacer el 20 de esa manera".

"Los teníamos controlados. En cuanto pegáramos un tirón los íbamos a absorber rápido, pero yo no iba desde el principio", afirmó el marchador de Guadix, quien consideró que el cambio que hizo en la preparación para la incursión en el 50 cambió el plan de preparación y pudo afectar en cómo llegó a Berlín.

Paquillo estaba "decepcionado" pero tranquilo porque recordó que tiene varias e importantes medallas en su palmarés, y mucho más hundido salió el circuito Juan Manuel Molina, que tenía ambiciones de hacer algo importante, como con el bronce de Helsinki'05, y acabó vigésimo cuarto y prácticamente con lágrimas en los ojos.

Más noticias de Política y Sociedad