Público
Público

Tras "Contra la pared", Fatih Akin indaga en la muerte en "Al otro lado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director alemán Fatih Akin tenía una cuenta pendiente consigo mismo desde que le "arrolló" el éxito internacional por su primer filme, "Contra la Pared", de modo que ha apostado doble en esta su segunda película, "Al otro lado", en la que ahonda sobre el concepto de la muerte y las relaciones humanas.

Tras el parto de su primera propuesta, Oso de Oro en Berlín en 2004 y elegida mejor película por los premios del Cine Europeo y la Academia Alemana, Fatih Akin sintió una especie de "vacío" que no había experimentado antes, según ha explicado en una entrevista a EFE, y se dio cuenta de que debía probarse a sí mismo que podía hacer una buena segunda película.

De fondo, el temor a no ser capaz de superarse en el siguiente escalón de su trilogía "sobre el amor, la muerte y el mal" y, como siempre sucede en el imaginario de este cineasta germano de origen turco, el afán persistente de retratar los puentes y abismos culturales existentes entre Alemania y Turquía, condenadas a entenderse a pasar de las desavenencias.

Así surgió "El otro lado", que viene avalada por el Premio al Mejor Guión en el Festival de Cannes (2007) y se estrena en España el próximo viernes, en la que se reflexiona a partir de seis personajes que se entrecruzan sobre ese "misterioso concepto" que es la muerte, "que iguala a todos los seres humanos con independencia de quién seas o de dónde vengas", ha explicado el cineasta.

"Se necesitan este tipo de secretos, pero son un tabú en la sociedad", ha añadido el joven director (1973), autor del documental "Cruzando el puente: Los sonidos de Estambul" (2005). "Me hizo pensar mucho en ello la otra cara de la moneda, el nacimiento de mi hijo en 2005. Me sentí muy espiritual, muy en contacto con lo inexplicable".

El encuentro con la actriz Hanna Schygulla, musa del mítico director alemán Fassbinder, también fue determinante para escribir el complejo guión del filme. "Me hechizó cuando la conocí en 2004 en Belgrado. Sentí que quería crear algo para ella, por mi personalidad y porque sería importante para mi carrera", ha comentado.

En "Auf der anderen seite", Hanna encarna a la madre de Lotte, una joven alemana que se enamora de Ayten, activista política turca perseguida por la ley y cuya madre, prostituta en Bremen para pagarle los estudios, es asesinada a su vez por un inmigrante turco, cuyo hijo, llamado Nejat y profesor de universidad, intenta compensar a Ayten por la pérdida de su madre, buscándola sin éxito en Estambul.

Una suerte de estructura en cajas chicas en la que los personajes (dos madres y dos hijas más un padre y su hijo) se van delineando a medida que se cruzan y se interrelacionan.

En todo este recorrido, el poder de la educación juega un papel predominante como hilo conductor. "El secreto de todos los malos entendidos y rupturas entre culturas radica en la educación. Fíjate si no en los niños, que juegan con quien quieren, sin prejuicios", ha dicho el berlinés.

"Me siento políticamente comprometido", ha confesado el también escritor. "Me interesa mucho las relaciones entre los seres humanos, desde el amor hasta la relación entre generaciones, y eso incluye también lo social y la política".

En cuanto a la tercera y definitiva entrega de su trilogía, Akin prefiere no adelantar aún ningún detalle, puesto que lo que ahora tiene "podría cambiar de arriba a bajo" en los próximos meses, pero sí ha adelantado que indagará en el "diablo que todos llevamos dentro".