Público
Público

El Parlamento israelí investigará a las ONG críticas

Las asociaciones afectadas dicen que se trata de una "persecución política"

EUGENIO GARCÍA GASCÓN

El Pleno de la Cámara de los Diputados israelí, la Kneset, aprobó ayer por amplia mayoría 47 votos a favor y 16 en contra una moción del partido ultranacionalista Israel es Nuestra Casa, cuyo líder es el ministro de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, que prevé la creación de un panel parlamentario que investigará a las ONG israelíes de izquierdas, así como el origen del apoyo económico que reciben desde el extranjero.

La iniciativa llama a investigar si algunos estados foráneos se encuentran detrás de la ayuda que reciben las ONG locales de izquierdas, a sabiendas de que algunas de ellas reciben regularmente el apoyo de distintos países europeos, incluido España.

Se da la circunstancia de que el verano pasado el abogado general del Estado, Yehuda Weinstein, desestimó una petición de la derecha para investigar a las citadas organizaciones. Sin embargo, ayer el partido de Lieberman consiguió involucrar a la Kneset, aunque la formación liberal Meretz ha dicho que recurrirá la decisión ante los tribunales.

Las organizaciones más afectadas son Rompiendo el Silencio, Btselem, Yesh Din, Adala y Yesh Gevul. Portavoces de estas ONG y de otros grupos afines dijeron que están dispuestas a que se les investigue ya que no tienen nada que ocultar.

"La moción muestra con claridad cuál es la línea que sigue la coalición de Gobierno y establece la persecución política de varias ONG", comentó Yehuda Shaul, director de Rompiendo el Silencio, uno de los colectivos afectados, que está integrado por ex oficiales y ex soldados que denuncian los abusos que comete el ejército en los territorios ocupados.

El diputado Nitzan Horowitz, de Meretz, acusó a la derecha de perseguir a la izquierda. "El presupuesto de la Kneset se está usando para perseguir a la izquierda. [La derecha] está haciendo daño a la democracia. Estamos ante una campañapara silenciar y bloquear las críticas", dijo Horowitz en el Parlamento.

La diputada Fania Kir-shenbaum, que apadrinó la moción, acusó a las ONG de "deslegitimar" a Israel. "Estos grupos proporcionan material a la Comisión Goldstone [que investiga la muerte de 1.400 palestinos en Gaza, la mayoría civiles] y están detrás de las querellas que se han interpuesto contra oficiales y funcionarios israelíes en todo el mundo", dijo Kirshenbaum.

Los grupos afectados creen que lo que pretende el Gobierno de Binyamin Netanyahu es amedrentar a los países europeos que dejen de subvencionar sus actividades de denunciar los abusos que se cometen con los palestinos.

Más noticias de Política y Sociedad