Público
Público

Partidos y sindicatos ven un alza en el paro preocupante

EFE

El Gobierno insistió hoy en recordar las buenas cifras de empleo del conjunto de la legislatura pese a la subida del paro en 117.000 personas en 2007 que hoy reveló la Encuesta de Población Activa (EPA), una cifra que partidos y agentes sociales coincidieron en calificar de preocupante.

Según la EPA, el paro aumentó en esa cifra el año pasado, lo que situó la tasa de desempleo en el 8,6 por ciento, aunque por otro lado se crearon 475.000 nuevos puestos de trabajo.

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, reconoció que el dato del desempleo "no es bueno", pero insistió en que se trata de un problema coyuntural que se podrá superar y que "no empaña el excepcional comportamiento del empleo en la legislatura".

Caldera achacó los datos de la EPA a la reducción en la creación de empleo entre octubre y diciembre de 2007, que no pudo absorber el "importante" crecimiento de la población activa, e insistió en que se trata de un bache que el Gobierno sabía que podía llegar.

No obstante, el ministro insistió en la solidez de la economía española y señaló que el empleo crecerá durante 2008, lo que, junto al propio crecimiento económico, permitirá absorber el dato conocido hoy.

Por su parte, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, consideró que el aumento del paro es "acorde" con la desaceleración que registra la economía, aunque precisó que esta legislatura es la "mejor" de la democracia en creación de empleo.

También la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, apeló a los buenos datos de la legislatura, que va a cerrar "con la cifra de paro más baja de los últimos treinta años" y con "el mayor número de trabajadores" ocupados.

El secretario de Economía y Empleo del PP, Miguel Arias Cañete, consideró "sumamente preocupantes" los datos de la EPA que, según señaló, confirman "oficialmente" la desaceleración económica que se está viviendo.

El dirigente del PP destacó como aspectos más negativos que se han destruido 34.000 empleos y que los hogares con todos los miembros en paro han aumentado un 12 por ciento.

Arias Cañete insistió en pedir reformas económicas "urgentes" que garanticen la creación de empleo.

Desde IU, el coordinador de Economía y Mundo del Trabajo, Javier Alcázar, señaló que los "malos" datos de la EPA confirman el proceso de desaceleración de la economía, y citó la "ausencia" de políticas de diversificación productiva como una de las causas fundamentales en esa mala evolución del empleo.

En el ámbito sindical, el secretario general de Comisiones Obreras, José María Fidalgo, consideró que la situación económica y del empleo en España "no es desesperada, pero es preocupante", y señaló que los datos de la EPA no conllevan "un crisis", porque "hay salida", aunque "no avalan el optimismo de algunos".

"No estamos en recesión", pero sí en "una ralentización" de la economía, añadió Fidalgo, para quien la mayor parte del paro procede de la construcción, en especial de los inmigrantes que se han quedado sin trabajo en este sector, mientras la industria "no tira lo suficiente" para absorber a esos desempleados.

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, reconoció como un "mal dato" el aumento del paro de 2007, que atribuyó al incremento del desempleo en la construcción, y especialmente en la de vivienda libre, si bien rechazó los análisis "catastrofistas" que proponen medidas "brutales" para revertir la situación, que en su opinión "no son aconsejables" y "no estarían justificadas".

Méndez sugirió que los ayuntamientos impulsen iniciativas para ofrecer suelo para vivienda protegida y en alquiler, lo que revertiría en más empleo para el sector, y añadió que hay que "seguir apostando por la industria y por las actividades de mayor valor añadido", mejorando el capital tecnológico, humano y las infraestructuras.

La Unión Sindical Obrera (USO) aseguró que los datos de la EPA confirman que 2007 "no ha sido un buen año" para el empleo "ni para las economías de los trabajadores" y suponen "un mal comienzo de año" para los hogares cuyos miembros están desempleados.

Más noticias de Política y Sociedad