Público
Público

Patxi López acusa al PNV de "pervertir y manipular" Loyola en su beneficio

EFE

El secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, ha acusado hoy al PNV de "pervertir y manipular" el intento "noble de conseguir la paz" que constituyeron las conversaciones de Loyola en beneficio "de sus intereses particulares".

López ha intervenido este mediodía en el mitin que los socialistas vascos han celebrado en Barakaldo con motivo de la Fiesta de la Rosa, y en el que en principal orador ha sido el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

El líder de los socialistas vascos ha reprochado al lehendakari que "juegue a erigirse en representante de todos como si la sociedad vasca no fuera plural y diversa" y ha rechazado que "amenace" con "la bronca y el conflicto" si Zapatero "no le da todo lo que pide".

El secretario de los socialistas vascos ha recalcado que donde "Ibarretxe quiere imponer", él quiere "dialogar y acordar". "Donde dice derecho a decidir, yo digo libertad para decidir, porque no todos somos libres en este país mientras exista la amenaza del terrorismo, de lo que él se ha olvidado bien pronto", ha indicado.

"Donde unos dicen identidad, para clasificarnos y enfrentarnos, yo digo ciudadanía para unirnos y hacernos iguales -ha proseguido-. Donde unos buscan entenderse sólo con los suyos, yo busco el acuerdo entre diferentes para hacer país. Donde unos quieren levantar fronteras, yo quiero levantar puentes".

López, quien ha precedido en el uso de la palabra a Zapatero, ha comenzado su discurso rindiendo un homenaje a las víctimas del terrorismo y, en especial, a Sandra Carrasco, la hija de Isaías, el ex concejal socialista de Mondragón asesinado por ETA.

"Todos ellos -ha dicho- nos han dado una lección y un ejemplo de coraje y dignidad. Son el referente de una sociedad que quiere ser libre frente a la sinrazón de la violencia y frente a los que la amparan y se amparan en ella".

López ha recalcado que los socialistas han demostrado que si tienen que resistir, resisten, pero ha enfatizado: "no hemos nacido para resistir; hemos llegado hasta aquí para cambiar las cosas, para transformar una realidad que no nos gusta, para hacer una Euskadi mejor, en paz y libertad".

Ha recordado que los socialistas se habían "implicado a fondo" en el intento de lograr la paz y que, "una vez que ETA ha decidido seguir la senda estéril de la muerte y la destrucción", harán lo propio "para plantar a los terroristas y a quienes les apoyan". "No vamos a parar hasta ver la luz al final del túnel de la violencia", ha indicado.

El líder socialista, en referencia al PNV, ha señalado que "éste no es el tiempo de amenazar con choques de locomotoras", porque la sociedad vasca "quiere diálogo y entendimiento, tranquilidad y confianza".

ha destacado que el tripartito vasco "está agotado", con un lehendakari que "padece un mal de altura" que le lleva "a buscar ejemplos en el Tíbet y en Bolivia".

López ha insistido en su voluntad de diálogo y de acuerdo "entre diferentes" y aboga por una Euskadi "tolerante, abierta e integrada", en la que todas las ideas y todos los proyectos tengan cabida, "excepto los violentos", y en la que se haga frente "a quienes quieren poner sus dogmas por encima de la libertad de todos".

Más noticias de Política y Sociedad