Público
Público

Patxi Usobiaga confiesa que su reto es ganar por tercer año consecutivo la Copa del Mundo de escalada

EFE

El escalador español Patxi Usobiaga señaló hoy, un día después de proclamarse campeón de la Copa del Mundo 2007 por segundo año consecutivo, que su motivación ahora "es ganar la próxima edición y encadenar tres títulos consecutivos".

Usobiaga se alzó ganador de un modo nada convencional, ya que quedó eliminado antes de que se iniciaran las semifinales en la última prueba celebrada en la localidad eslovena de Kranj, pero la tensión pasó factura a su principal rival, el holandés Jorg Verhoeven, y terminó conquistando el título.

"Todos pensábamos que estaba perdido pero en el fuero interno algo me decía que podía ganar porque Verhoeven estaba obligado a ser primero y esa tensión, como se vio finalmente, es muy difícil de llevar", declaró en una rueda de prensa que tuvo lugar en San Sebastián.

Usobiaga recordó que él sufrió algo parecido en el campeonato de España del año 2004 cuando sólo tenía que lograr un sexto puesto y terminó en el duodécimo, un recuerdo éste que le valió para albergar esperanzas en Eslovenia.

"Hasta los mejores escaladores del mundo no han podido con una presión extrema en el momento de conseguir un título de estas características y teniendo en cuenta que Verhoeven no tenía experiencia se podía pensar que pasaría lo que finalmente ocurrió", dijo Usobiaga.

El escalador de Eibar (Guipúzcoa), que compareció acompañado con el diputado foral de Deportes, Iñaki Galdós, en un acto que tuvo lugar en la sede de la Fundación Kirolgi que le patrocina, comentó también que el nivel de esta edición ha sido el más alto desde que él ha participado, por lo que su título tiene un valor añadido.

"Las pruebas de este año no eran de mi estilo y además en la pasada edición había 10 competiciones y en ésta solo 8 por lo que no había lugar a cometer errores", afirmó el actual campeón de la Copa del Mundo, que ha sido el escalador más regular en siete de las pruebas que tuvo que disputar.

Precisamente su principal error estuvo en la final de Kranj en la que sólo pudo clasificarse en el puesto 18, aunque ello no fue debido a un exceso de confianza, ya que Usobiaga aseguró que sufrió "como nunca" cuando, como espectador privilegiado, tuvo que seguir sentado las evoluciones de su rival Verhoeven.

La temporada de Usobiaga ha sido excelente porque a su segundo título en esta prestigiosa disciplina, que se desarrolla en alturas rocosas de ocho países, hay que sumar su segundo puesto en el Mundial de esta disciplina que tuvo lugar en Avilés y su primera posición en el prestigioso Dima Rockmaster.

Más noticias