Público
Público

Pegasus Líderes políticos, periodistas y defensores de derechos humanos, entre los objetivos del software israelí de espionaje Pegasus

Al menos 189 periodistas, 65 altos cargos de empresas, 85 activistas de derechos humanos y más de 600 políticos podrían haber sido espiados, entre ellos, Macron, el rey de Marruecos o el presidente del Consejo Europeo.

Macron
En esta foto de archivo tomada el 20 de julio de 2020, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, habla por teléfono durante una cumbre de la UE en Bruselas. John Thys / AFP

Las revelaciones sobre el alcance del espionaje en algunos países a través del programa israelí Pegasus muestran cómo esos gobiernos podrían utilizar métodos excepcionales de defensa de la seguridad nacional para atacar la libertad de prensa y los derechos humanos.

La publicación de una investigación de un consorcio de medios internacionales, coordinados por la organización francesa Forbidden Stories y con apoyo técnico de Amnistía Internacional, pusieron en evidencia que esos países seleccionaron más de 50.000 números de móviles para espiarlos.

Como clientes de la firma tecnológica israelí NSO Group, enviaban los números que querían que fueran espiados, según la investigación. Arabia Saudí, Marruecos, México, Hungría, la India y Azerbaiyán figuran entre los que habrían recurrido a esta práctica, según los autores de la investigación.

Los medios buscaron quiénes estaban tras esos números y encontraron a 189 periodistas, a 65 altos cargos de empresas, a 85 activistas de derechos humanos y a más de 600 políticos y funcionarios gubernamentales, incluidos jefes de Estado y de Gobierno, ministros y diplomáticos.

El análisis evidencia que la mayor cantidad de números de la lista corresponde a México (15.000), y que pertenecían sobre todo a periodistas, sindicalistas y políticos. Entre ellos destaca el caso de Cecilio Pineda, un periodista que fue asesinado en 2017 una semanas después de que su número de teléfono fuera incluido en la lista.

Unos mil franceses (periodistas y abogados entre ellos) habrían sido objeto del espionaje por parte de Marruecos, que habría enviado para su control unos 10.000 números de teléfono en total, según la emisora pública France Info, que forma parte del consorcio que divulgó las revelaciones.

Macron, Charles Michel o el rey de Marruecos

Un teléfono móvil del presidente francés, Emmanuel Macron, figuraba entre los objetivos de espionaje, según informaba este martes el consorcio de medios de información que ha revelado el escándalo. La información no precisa si el teléfono de Macron pudo haber sido finalmente espiado por el program israelí, ya que para ello hace falta analizar el terminal en busca de la intrusión.

También fueron seleccionados como posibles objetivos los números de teléfono del entonces primer ministro, Édouard Philippe, y de otros catorce miembros del Ejecutivo francés.

Junto a Macron, otro de los jefes de estado que habría sido seleccionado para ser vigilado habría sido el presidente de Irak, Barhan Salih, según una información publicada por el periódico The Washington Post. Otro de los objetivos, según las investigaciones, habría sido el rey de Marruecos Mohammed VI y su séquito. "El propio soberano es uno de los números seleccionados como posibles objetivos de Pegasus", según informa FranceInfo TV.

Entre los números que figuran como objetivo del software israelí se haya también el del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, cuando el político todavía era primer ministro de Bélgica, según publica el diario belga Le Soir, que también ha colaborado con el consorcio de medios que ha revelado el escándalo.

Sin embargo, como el teléfono que Michel usaba en marzo de 2019 no se ha podido analizar, no es posible confirmar si pudo haber sido finalmente espiado por el programa israelí, ya que para ello hace falta examinar el terminal en busca de la intrusión.

Más noticias