Público
Público

A Pellegrini ya le pitan los oídos

Florentino Pérez cuestiona al técnico en privado

HUGO JIMÉNEZ

"Pellegrini está haciendo las cosas bien. Estamos a un solo punto del líder en la Liga y vamos primeros en nuestro grupo de Champions". Pese a que Higuaín defendió ayer públicamente el trabajo de su entrenador, Pellegrini, el presidente del Madrid, Florentino Pérez, tiene una visión muy diferente sobre cómo está realizando el chileno sus funciones al frente del banquillo madridista. "El equipo, por la plantilla que tenemos, debería jugar mucho mejor", le expresó el presidente a un allegado tras la derrota del pasado miércoles ante el Milan (2-3).

Florentino no sólo está disgustado por el pobre fútbol que muestra el equipo, sino también por la manera en la que Pellegrini está repartiendo los minutos entre la plantilla. Muchos son los jugadores que, en privado, se han quejado de jugar fuera de posición y Pérez no es ajeno a ello. Sin ir más lejos, tras el partido ante el Milan, Benzema volvió a quejarse (ya lo hizo tras la victoria ante el Tenerife) de la mala colocación del equipo en las acciones ofensivas. "Cuando atacamos, estamos desordenados y nos estorbamos mucho", reflexionó el pasado miércoles el francés. Y es que las diferencias entre el delantero y Pellegrini son cada día más evidentes. Y no es el único.

Salvo Jorge Valdano, director general, pocos son los apoyos que le quedan a Pellegrini dentro del club. A la junta directiva nunca le agradó el chileno (Wenger, Mourinho y Benítez le precedían en las preferencias) y fue la insistencia de Valdano la que provocó que Pellegrini acabara recalando en el Bernabéu. De hecho, el propio Valdano reconoció recientemente que hubo contactos con otros entrenadores. "Estuvimos más cerca que nunca de fichar a Wenger, pero imagino que valoró más la calma con la que trabaja en Inglaterra", indicó el director general.

Y es que en su primera etapa como presidente del Madrid, Florentino Pérez tuvo un alto índice de entrenadores despedidos o no renovados, como fue el caso de Del Bosque. Después de él, Queiroz, Camacho, García Remón, Luxemburgo y López Caro no terminaron su contrato. El único que aguantó hasta final de temporada en el cargo, aunque tenía firmado un año más, fue el portugués Queiroz. Y porque Valdano le aguantó. Ese es el clavo al que se agarra Pellegrini: la confianza de Valdano. Florentino no está contento con el chileno y las derrotas ante Sevilla y Milan le sirven para cuestionar al técnico.

Más noticias de Política y Sociedad