Público
Público

'Pepe el del Popular' desea regresar a España para "aclarar todo"

José Pérez Díaz pide perdón a México tras quedar en libertad y reitera su inocencia

SERGIO COBO / S. R. ARENES

Las cuentas de José Pérez Díaz con la Justicia española están saldadas. Pepe el del Popular es un ciudadano libre y sin cargos al considerarse prescritos los delitos de apropiación indebida y falsedad documental por los que estaba imputado desde que hace 18 años, en 1991, se descubriera un desfalco de 6.000 millones de pesetas (lo que hoy serían 36 millones de euros) en la sucursal del Banco Popular en Santander donde trabajaba.

La puesta en libertad del ex prófugo es ya "cuestión de horas" cuando la prisión de Veracruz (México) reciba, vía Interpol, la orden del Juzgado de Instrucción número 3 que acuerda su "inmediata puesta en libertad" por la prescripción de los delitos, según explicó su abogado español, Juan Carlos Fernández González. No obstante, el letrado ha encargado a su bufete que remita directamente el auto a la cárcel mexicana para ganar tiempo e intentar que las autoridades locales, si lo consideran oportuno, puedan dejarle en libertad sin esperar a que llegue la orden de la Interpol.

Todas las partes personadas en la causa ya han sido notificadas. Ahora disponen de cinco días hábiles para interponer un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Cantabria. Y eso es precisamente lo que va a hacer el Banco Popular, que tuvo que devolver los 36 millones que le reclamaron los clientes de su empleado. Los servicios jurídicos de la entidad están preparando el recurso para presentarlo la próxima semana, explicó el director de este departamento, Tomás Pereira.

Por "la notoriedad del asunto y porque no entraña gran complejidad", el directivo cree que podría haber una resolución incluso este mismo mes, según Pereira. No obstante, si la Audiencia considera que el delito prescribió en 2007, el banco no recurrirá ante el Tribunal Supremo porque cree que "no tiene recorrido al ser una cuestión técnica de plazo". Si el banco pierde el recurso y Pepe el del Popular, queda sin juzgar "entra dentro del juego de las leyes que están bien puestas y hay que acatarlas", señaló el directivo.

Pepe el del Popular, que recibió la noticia entre lágrimas, según relató su abogado, desea regresar a Santander, donde convenció a miles de ahorradores para que le confiaran su dinero. En declaraciones a Efe, el propio Pérez Díaz reconoció ayer que visitará la capital cántabra para explicar a la gente que "yo no me traje ni una peseta".

Fernández González aseveró que se trata de una "gran noticia" para su defendido, pero que ésta debía haberse producido hace ya dos años porque, a su entender, el delito estaba prescrito desde 2007, es decir, diez años después de que Pepe el del Popular fuera declaradoen rebeldía.

El ex prófugo deberá responder ante la Justicia mexicana por un presunto delito de usurpación de personalidad, ya que vivió allí bajo identidad falsa. Sin embargo, el abogado afirmó que se trata de una acusación menor que no conllevará "consecuencias graves".

El barrio de Puerto Chico, en Santander, era ayer un hervidero en torno a la sucursal donde José Pérez Díaz,Pepe, el del Popular, desfalcó 6.000 millones de pesetas a 300 clientes. Frente a la entidad en la que el Madoff asturiano tocó el cielo y cometió sus fechorías paseaban algunos de los estafados. José Saéz Carrasco vio como su cartilla de ahorros pendía de un hilo. Sus 50.000 euros, "los ahorros de toda una vida", se habían volatilizado. "Mi dinero era absolutamente legal, con lo que no tuve muchos problemas para cobrarlo de nuevo", insiste. "¿Rencor? Ninguno. Me trató como un caballero". "Está mal hecho lo que hizo, pero si le veo, le invito a comer. Pepe favoreció mucho el comercio", dice.

Más noticias de Política y Sociedad