Público
Público

Las pérdidas coyunturales no serán causa de despido barato

El Gobierno suaviza la reforma laboral de cara a los sindicatos. Ejecutivo, patronal, CCOO y UGT celebran hoy su primera reunión a tres bandas. Toxo descarta una huelga general en enero

ANA REQUENA

Las pérdidas temporales de las empresas no serán motivo para llevar a cabo un despido objetivo, el más barato de todos, con 20 días de indemnización. Así lo contempla el borrador del proyecto de real decreto que regula los expedientes de empleo que el Gobierno ya ha enviado a los sindicatos y al que ha tenido acceso Público.

Los cambios en el despido objetivo que se incluyeron en la reforma laboral del pasado verano fue uno de los agravios más sangrantes para los sindicatos. La reforma introdujo un nuevo motivo por el que las empresas podían despedir barato: las pérdidas, no sólo reales, sino también previstas por las empresas. Tanto UGT como CCOO clamaron contra la introducción de esta nueva causa de cese de contrato porque consideraban que facilitaba en extremo el despido a los empresarios.

Rubalcaba estará en el encuentro de hoy con los agentes sociales

El Gobierno ya anunció que concretaría esta causa de despido en el nuevo reglamento sobre los expedientes de regulación de empleo (ERE). Finalmente, el Ejecutivo ha suavizado su postura en lo que podría ser un gesto de acercamiento a los sindicatos en plena negociación sobre la reforma de las pensiones.

Según el documento, los empresarios deberán acreditar que las pérdidas previstas no tienen "un carácter meramente coyuntural" y justificar que son motivo suficiente para extinguir los contratos. Lo que no define es el periodo de tiempo por el que las pérdidas se consideran temporales.

Tendrán que informar también de los criterios utilizados para calcular estas pérdidas. Además, será necesario un informe técnico "sobre el carácter y evolución de esa previsión de pérdidas basado en datos obtenidos a través de las cuentas anuales, de los datos del sector al que pertenece la empresa, de la evolución del mercado y de la posición de la empresa en el mismo o de cualquiera otras que puedan acreditar esta previsión", reza el documento.

UGT asegura que el Gobierno quiere eliminar la jubilación parcial

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, señaló el martes en la presentación del Informe Económico la necesidad de fomentar recursos alternativos a los despidos. Precisamente, el borrador de real decreto contempla la suspensión temporal de los contratos y la reducción de jornada por causas económicas en empresas cuya viabilidad esté en duda.

También hace énfasis en el plan de acompañamiento social que tendrá que ir ligado al procedimiento de regulación de empleo en las empresas con 50 o más trabajadores. En este plan se incluirán medidas para aliviar o evitar los efectos del ERE, como recolocación interna de empleados, "modificaciones sustanciales" de las condiciones de trabajo o acciones de formación y reciclaje de los trabajadores.

Este documento se conoce en plena negociación sobre la reforma de las pensiones. Ayer, sindicatos y patronal se vieron para hablar de la negociación colectiva y hoy continúan los contactos, esta vez entre agentes sociales y Gobierno. A la reunión irán los secretarios generales de UGT y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, el presidente de la CEOE, Joan Rosell, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, y el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba. El contenido no ha trascendido, pero es previsible que la reforma de las pensiones centre las conversaciones, aunque sigue en el aire la posibilidad de llegar a un acuerdo global que incluya otras materias.

Los sindicatos siguen confiando en las posibilidades de acuerdo. Si estos días han dejado clara su voluntad de negociar, Toxo puso ayer la puntilla final al descartar una huelga general para este mes (que había anunciado en diciembre) "porque hay expectativas de negociación". El líder de CCOO ve positivo que el Gobierno haya aceptado "no hablar de pensiones de forma reduccionista".

Por otro lado, el secretario de acción sindical de UGT, Toni Ferrer, aseguró que el Gobierno quiere incluir en la reforma de las pensiones la eliminación de la jubilación parcial. Aunque el Ejecutivo ya endureció las condiciones para acceder a esta modalidad en el plan de austeridad del pasado mayo, la intención ahora sería hacerla desaparecer totalmente.

Los secretarios generales de UGT y CCOO iban a reunirse ayer con una delegación de la comisión especial de crisis del Parlamento Europeo, un encuentro que finalmente no se produjo por problemas de agenda de Toxo y Méndez. Sin embargo, otros representantes de ambos sindicatos acudieron al encuentro. Después de esperar 50 minutos a los eurodiputados se marcharon molestos.

Más noticias de Política y Sociedad