Público
Público

Pérdidas en la renta variable europea tras los récords del precio del crudo

EFE

Los principales índices de las bolsas europeas cerraron esta semana con pérdidas, después de que el precio del petróleo encadenara valores récord a ambos lados del Atlántico.

El viernes, el Brent marcó el máximo de 125,90 dólares por barril, un 10,3 por ciento más que al cierre de la semana anterior.

Al mismo tiempo, el crudo de Texas superó el viernes un récord por encima de los 126 dólares por barril, lo que supone 10 dólares más, un 8,5 por ciento más que al cierre de la semana precedente.

La decisión del Banco Central Europeo (BCE) y del Banco de Inglaterra de mantener los tipos de interés en el 4 y el 5 por ciento, respectivamente, apenas influyó en la negociación de los mercados de valores, que ya la habían descontado.

La semana bursátil comenzó en terreno negativo y con escaso volumen de contratación, ya que fue día festivo en Japón y Gran Bretaña y los mercados financieros permanecieron cerrados en estos países.

Datos económicos positivos en EEUU compensaron parcialmente el fuerte encarecimiento del crudo.

Por ejemplo, el índice de actividad del sector servicios subió en abril más de lo previsto, hasta 52 puntos, nivel que indica que la mayor economía del mundo no se encuentra en recesión.

Algunos bancos europeos decepcionaron con sus cifras de los tres primeros meses del año, las depreciaciones en sus carteras de valores y las perspectivas para el conjunto del ejercicio.

Todo ello hizo pensar a muchos inversores que la crisis crediticia no se ha superado y alentar el temor a sus efectos sobre la economía real.

Los institutos de crédito y las aseguradoras suizas, como el UBS, Swiss Life y Swiss Re, son hasta ahora los que más lastres contables han presentado en Europa debido a la crisis financiera.

UBS anunció que podría eliminar 5.500 empleos, 2.600 de ellos en su división de banca de inversión, para hacer frente a las pérdidas.

La depreciación del euro frente al dólar y buenos resultados empresariales impulsaron el ánimo comprador entre los inversores del Viejo Continente a mitad de la semana.

La semana bursátil concluyó con pérdidas por recogida de beneficios dada la referencia negativa de Wall Street y los máximos del precio del crudo tanto en Londres como en Nueva York.

El índice EuroSTOXX 50, que aglutina los principales valores de la zona del euro, cerró con una pérdida del 1,9 por ciento, hasta 3.801,59 puntos.

En Londres, el FTSE 100 bajó un 0,2 por ciento, hasta 6.204,70 unidades y el CAC 40 de París cedió un 2,1 por ciento, hasta 4.960,56 unidades.

El DAX 30 de Fráncfort retrocedió un 0,6 por ciento, hasta 7.003,17 puntos, mientras el IBEX 35 español lo hizo un 0,8 por ciento, hasta 13.945,10 unidades.

En Europa, el sector bancario perdió esta semana un 3,9 por ciento.

El banco francés BNP Paribas cayó un 5,4 por ciento semanal, debido a especulaciones en el mercado de que la entidad de crédito gala deberá depreciar activos por valor de 1.000 millones de euros (1.550 millones de dólares).

El sector de empresas automovilísticas y de componentes mejoró un 0,8 por ciento y el de compañías del petróleo y gas subió un 0,3 por ciento.

Más noticias de Política y Sociedad