Público
Público

La pesca destruye el coral del Golfo de Vizcaya

Científicos franceses demuestran que ya sólo sobrevive a gran profundidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No hace falta visitar los mares más cálidos para observar macizos de coral en los fondos marinos. Existen corales de aguas frías en lugares tan insospechados como el Golfo de Vizcaya, pero el uso intensivo de redes de arrastre desde hace décadas y, en un futuro inminente, el cambio climático, están destruyendo poco a poco su hábitat .

Esto es lo que ha descubierto el estudio efectuado en octubre pasado por un buque de investigación, el Pourquoi Pas? del Instituto Francés del Mar (Ifremer). Los resultados, presentados la pasada semana en París, demuestran que hasta tiempos recientes los arrecifes de coral vivían en aguas de escasa profundidad. Ahora, hasta 600 metros sólo quedan cadáveres, y es a partir de esa profundidad donde estos organismos pueden sobrevivir.

Esos corales, que viven en aguas de entre 2 y 14 grados de temperatura, tienen un crecimiento muy lento y 'están amenazados a corto plazo por el impacto de los artefactos de pesca' y, a medio plazo, por el cambio climático, explica Jean-François Bourillet, jefe de la misión BobGeo.

Macizos muertos

La misión se ha fijado el objetivo de establecer una cartografía de esos corales y estudiar su interacción con ciertas especies de peces que los usan como refugio en los periodos de reproducción.

Las fotografías presentadas por los científicos mostraron macizos importantes de corales muertos a escasa profundidad, así como la presencia de esos mismos corales, pero vivos, a mayor profundidad. Una de las interpretaciones posibles de ese dato es que los ingenios de pesca destruyeron el coral y, además, frenan una posible recolonización.

Por otra parte, explicaron los científicos franceses, los corales de aguas frías pueden verse afectados por el calentamiento global en mayor medida que sus primos de aguas cálidas, especialmente por la acidificación de los océanos.

Más noticias en Política y Sociedad