Público
Público

El petróleo alcanzó esta semana nuevos máximos por temor a la falta de oferta

EFE

El precio internacional del petróleo vivió una semana histórica y turbulenta con fuertes subidas en el mercado para alcanzar nuevos máximos históricos por encima de los 130 dólares por barril (159 litros).

Según los analistas, la debilidad del dólar frente a otras divisas y el temor del mercado a que la oferta no sea capaz de hacer frente a la demanda en los próximos años están contribuyendo a que el crudo alcance precios nunca vistos hasta ahora.

Las subidas se intensificaron cuando el Departamento de Energía de Estados Unidos anunció el martes que las reservas de petróleo y combustible en el país bajaron la semana pasada, cuando los analistas esperaban que subieran.

El precio del Petróleo Intermedio de Texas (WTI), referente para Estados Unidos, terminó la semana a 132,19 dólares por barril, un 4,5 por ciento más que la semana anterior cuando cerró a 126,29 dólares por barril, lo que entonces también era un récord.

Eso sí, en la jornada del jueves el WTI superó en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) durante varios minutos los 135 dólares por primera vez en la historia.

Mientras, el barril de Brent, referente para Europa, cerró la semana en el International Exchange Futures (ICE) de Londres a 131,57 dólares por barril, un 5,2 por ciento más que el viernes pasado cuando cerró a 124,99 dólares.

Por su parte, el petróleo de la OPEP, calculado en base a 13 tipos de crudo, fue fijado por el secretariado de la OPEP en 127,59 dólares por barril el jueves, un nuevo máximo histórico, con 7,2 por ciento más que el jueves anterior.

A pesar de estas subidas, los responsables del cártel petrolero no parecen dispuestos a subir su producción y aliviar un poco la presión en el mercado.

El secretario general de la OPEP, el libio Abdala Salem El Badri, dijo el jueves en Quito que el precio actual no tiene ninguna relación con la demanda o la oferta.

Dentro de los países miembros de la OPEP, "ninguno apoya precios del petróleo exageradamente altos ni excesivamente bajos, sino que se llegue a un punto medio, que los productores y consumidores se beneficien de un precio justo", agregó El Badri.

Remarcó que el precio "no tiene nada que ver con los asuntos fundamentales sino con la especulación, aunque también uno de los principales contribuyentes para el aumento del precio del crudo es la depreciación del dólar".

Según datos de la OPEP, la demanda mundial de crudo alcanza los 87 millones de barriles al día, mientras que la oferta en el mercado supera esa cifra en 1,5 millones, lo que muestra una situación cómoda, que no precisa una revisión de la producción.

No obstante, en el mercado crecen los temores a que la producción a nivel mundial no sea suficiente en próximos años para atender la elevada demanda.

El diario "The Wall Street Journal" avanzó el jueves que la Agencia Internacional de Energía (AIE) evalúa las condiciones de los yacimientos petrolíferos más importantes del mundo y que, a la vista de los datos, podría revisar a la baja de forma significativa sus previsiones sobre suministros de crudo.

La AIE hasta ahora preveía que las reservas de petróleo crecerían de forma moderada y alcanzarían los 116 millones de barriles diarios hacia 2030, frente a los 87 millones de barriles actuales.

Más noticias de Política y Sociedad