Público
Público

El PIB de China crecerá el 9,8 por ciento en el 2008, según el Banco Mundial

EFE

El Banco Mundial (BM) prevé que China, una de las mayores economías emergentes del planeta, crecerá en el 2008 el 9,8 por ciento, a un ritmo inferior al del año pasado (11,9%), al tiempo que recomienda a Pekín que reequilibre su economía.

La revisión al alza con respecto a la previsión de trimestre anterior (9,6%) se debe al fuerte crecimiento que registra el sector servicios en el país asiático, informó el BM hoy en su informe trimestral.

La moderación de la pujanza china se debe a la crisis global, aunque asegura la institución que el crecimiento de las exportaciones e importaciones del país asiático se mantendrá robusto.

La subida de los precios de importación favorece la moderación en del enorme excedente comercial chino, motivo de conflicto con las potencias europeas y americanas, que atribuyen a esta partida problemas de desempleo en sus sectores domésticos.

El Banco, entidad internacional que presta apoyo a los países en desarrollo, subraya que el superávit chino sigue siendo un "reto político clave" y recuerda que el excedente por cuenta corriente es el responsable de la mayor parte del superávit exterior.

Para ello, el BM recomienda a China un paquete de medidas estructurales que reequilibre el modelo de crecimiento chino.

El mayor motivo de preocupación económica este año para el Ejecutivo chino, la inflación, que ha alcanzado récords superiores al 8 por ciento en los últimos meses, empezará a ceder de forma gradual, asegura el BM.

"En medio de unas perspectivas globales débiles e inciertas, el crecimiento chino se apoyará en una fuerte competencia internacional y en su robusta economía nacional", señaló David Dollar, director del BM para China.

La inflación, asegura Dollar, se ha convertido en "un factor complicado" en todo el mundo.

El BM coincide con Pekín en que el devastador terremoto en Sichuan del 12 de mayo tendrá un efecto limitado sobre la economía china, pero en cambio recomienda al Ejecutivo chino que encarezca los precios del combustible en consonancia con el déficit global.

"Es importante llevar los precios del combustible hasta un nivel que refleja la escasez de energía para reequilibrar y reducir las distorsiones", recomendó Louis Kuijs, director económico del BM para China.

Más noticias de Política y Sociedad