Público
Público

Pío García-Escudero cree que la crisis servirá para reajustar los excesos

EFE

El presidente del Senado, Pío García-Escudero, ha considerado hoy que la crisis servirá para que las administraciones públicas reajusten los excesos que hayan podido cometer en tiempos de bonanza económica.

García-Escudero ha comentado de este modo y a preguntas de los periodistas el dato de déficit de las comunidades de Madrid, Castilla y León y Valenciana de 2011 y que elevan el déficit del conjunto del Estado al 8,9 por ciento.

El presidente del Senado ha reconocido que la crisis económica ha llevado al país a una "situación dificilísima" de la que se puede salir con el esfuerzo y "los sacrificios" de todas las administraciones públicas.

García-Escudero, que ha opinado que desde la crisis del petróleo no se vivía una coyuntura económica tan difícil como la actual, ha aseverado que "cada uno es consciente de su lugar" en esta situación, de la que ha confiado que saldrá España.

Aún así, ha señalado que en los años de bonanza económica "se han cometido excesos", y la crisis servirá para "reajustarlos" con medidas como, por ejemplo, la reducción a "lo fundamental" de las administraciones públicas.

Estos reajustes permitirán que el país esté "preparado para la salida de la crisis", ya que propiciarán un menor gasto público.

Por otro lado, y sobre una posible devolución de competencias de las comunidades autónomas al Estado, el presidente del Senado ha opinado que esta posibilidad "no solucionaría el problema, solo lo trasladaría".

Tras insistir en que el Estado de las Autonomías es un modelo que funciona y rechazar la hipótesis de devolver competencias, ha considerado que, ante la actual crisis, es el momento "de demostrar la madurez" de las administraciones públicas, entre las que ha citado a ayuntamientos, diputaciones y comunidades autónomas.

Además, Pío García-Escudero ha apuntado que la reforma de la Cámara alta podría estar aprobada antes de que finalice la actual legislatura y que sería posible si las modificaciones se centran en las cuestiones relativas a las funciones de la Cámara.

"Si nos quedamos solo en materia de funciones y si el acuerdo es rápido con el Congreso, en esta legislatura podríamos tenerlo", ha señalado el presidente del Senado, que ha recordado que para esta reforma sería preciso el visto bueno del Congreso de los Diputados pues, entre otros asuntos, implica quitarle competencias.

En su opinión, las críticas sobre la utilidad del Senado son "injustas" y ha insistido en que la Cámara alta cumple con todas las competencias que le otorga la Constitución Española, aunque ha reconocido que "no se le ha sacado todo el partido que debiera" a la Comisión General de Comunidades Autónomas.

Asimismo, ha rechazado el lema "Que no, que nos representan" que utilizan los manifestantes "indignados" del 15M y ha contestado: "Sí les representamos, porque hemos sido elegidos para eso, para representar la voz de la calle y de los vecinos" y llevarla a los distintos parlamentos.

Más noticias de Política y Sociedad