Público
Público

El pirata implicado en el ataque a un carguero de EE.UU. podría recibir cadena perpetua

EFE

El joven africano implicado en el ataque a un carguero de Estados Unidos frente a las costas de Somalia fue acusado hoy de piratería y otros cuatro delitos, que en su mayoría conllevan una pena máxima de cadena perpetua.

La fiscalía federal de Manhattan informó de que el presunto pirata, identificado por las autoridades judiciales como Abduwali Abdukhadir Muse, fue traslado el lunes a Nueva York por agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y compareció hoy ante el juez federal Andrew Peck para conocer los cargos que afronta.

El magistrado determinó que el joven, identificado inicialmente como Abduhl-i-Musi, puede ser juzgado como adulto y ordenó que permanezca en prisión.

Muse está acusado de un delito de piratería, según el derecho internacional; de conspirar para incautarse de un barco por la fuerza, de participar en un acto de toma de rehenes y de otros dos delitos relacionados con el uso de un arma de fuego durante esas acciones.

"Un acto de piratería contra un país es un delito en contra de todas las naciones", señaló el fiscal federal en funciones, Lev Dassin, en un comunicado.

"Los piratas atacan barcos y cargueros, pero amenazan al comercio internacional y a la vida humana", agregó Dassin, quien recordó que Muse y sus cómplices atacaron a una tripulación y a un capitán estadounidenses en un barco de bandera americana.

Muse fue arrestado por la Marina de EE.UU. el pasado 12 de abril, el mismo día en que el capitán Richard Phillips, que estaba al mando del buque Maersk Alabama, era liberado después de que tiradores especializados abatieran a los tres secuestradores que lo custodiaban en un bote salvavidas en aguas del Océano Indico.

Una semana después, Muse fue puesto en manos del FBI para su traslado a Nueva York, donde afrontará un juicio por el delito de piratería, algo que no ha ocurrido en tribunales estadounidenses en más de un siglo.

La fiscalía explicó que Muse y otros tres piratas abordaron el mercante, que se dirigía a Mombasa (Kenia) con un cargamento para el Programa Mundial de Alimentos de la ONU, después de realizar varios disparos desde un bote.

Muse, que se comportaba como el líder del grupo, exigió entre otras cosas que el barco detuviera su marcha y después de unas horas se incautaron de un bote y se llevaron al capitán como rehén, al que tuvieron retenido en el mar durante cinco días.

Los piratas se comunicaron por radio con efectivos de la Marina en ese periodo y amenazaron con matar al capitán si no se les permitía abandonar el lugar de forma segura, según relató la fiscalía, que precisó que Muse tiene mas de 18 años de edad.

El día 12 Muse pidió y se le autorizó a subir al destructor USS Bainbridge, que se había desplazado a la zona, donde continuó planeando sus exigencias, hasta que fue detenido.

La investigación de este caso la ha llevado a cabo una comisión conjunta para casos de terrorismo integrada en su mayoría por agentes del FBI, detectives del Departamento de Policía de Nueva York y el Servicio Naval de Investigación Criminal, entre otros departamentos.

Muse llegó a Nueva York en la noche del lunes esposado y vestido con un overol azul, con una cadena a la cintura y rodeado de numerosos agentes del FBI.

En las imágenes que mostraron algunas cadenas televisivas se apreciaba que llevaba el brazo izquierdo vendado y en varias ocasiones mostró una abierta sonrisa a los fotógrafos y cámaras de televisión que aguardaban su llegada.

Más noticias de Política y Sociedad