Público
Público

La pitada al himno salta del campo de fútbol a la arena política

Mientras Rajoy defiende al rey, Mayor muestra su tristeza, Rosa Díez pide explicaciones al Gobierno y Anasagasti se felicita porque "ahora se puede pitar"

PÚBLICO.ES

Los abucheos al rey Juan Carlos de Borbón y al himno de España en la final de la Copa del Rey, que enfrentaba a Athletic de Bilbao y F.C. Barcelona, han traspasado el ámbito meramente deportivo y se han instalado en la arena política. 

Si por la mañana era el propio presidente del F.C. Barcelona, Joan Laporta, quien abría la veda política afirmando que "se enfrentan dos equipos muy importantes en sus países", por la noche eran miles los aficionados que literalmente anularon el himno de España con sus silbidos.

Uno de los primeros valorar lo sucedido ha sido el líder del PP, Mariano Rajoy, quien ha opinado que "a veces las noticias son unos pocos".

"La inmensa mayoría de los españoles, voten lo que voten, están con el Rey, con España y con el himno nacional", ha asegurado Rajoy. 

Más importancia a lo sucedido en Mestalla le ha dado el candidato del PP en las europeas, Jaime Mayor Oreja, quien ha expresado su "enorme tristeza" por los silbidos.

Mayor Oreja ha asegurado que no hay que "dramatizar" este incidente, pero "aunque sea fútbol no deberíamos no darle importancia a lo de ayer".

"Es un síntoma. No me extrañó. No hay que dramatizarlo pero es evidente que no hay que despreciarlo", ha subrayado Mayor Oreja, que ha remarcado que esto "no se produce en otras naciones europeas".

Indignada, pero por la "escadalosa ocultación" de lo sucedido por parte de TVE —lo que le ha costado el cargo al director de Deportes, Julián Reyes—, se ha mostrado la diputada de UPyD, Rosa Díez.

Díez, quien ha opinado que lo sucedido no ha sido por un error humano, ha responsabilizado al Gobierno de esta "manipulación grosera", que es quien "desgraciadamente controla la televisión publica de este país".

Así, le pidió que "asuma su responsabilidad y no eche la culpa a un currito de TVE".

A su juicio, este hecho "hace visualizar con mayor nitidez el tipo de Gobierno" que hay en España.

"Tenemos un Gobierno más empeñado en actuar con versiones de los hechos que según los hechos. Suelen versionar la realidad y ayer versionaron el himno", aseveró.

Rosa Díez criticó al Gobierno por no "imponer el respeto a los símbolos del orden constitucional", como el himno o la bandera, y anunció que intentará pedir la comparecencia en el Congreso de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, para que dé explicaciones sobre este incidente.

Por su parte, el senador del PNV Iñaki Anasagasti ha restado importancia a los pitidos y ha recordado que, "cuando se celebraba la Copa del Generalísimo, no podía pitar nadie".

"El Athletic ha recibido en su tiempo la Copa del rey Alfonso XIII; la Copa del presidente de la República en tiempo de la República; la Copa del Generalísimo, donde ahí no podía pitar nadie; y ahora la Copa del Rey, es decir, ahora se puede pitar y la gente pita", aclaró.

Anasagasti ha resaltado que al tema de los pitidos "hay que darle la importancia que tiene, ninguna más" y que, a su entender, lo importante es "el buen rollo" que hubo entre las aficiones y "el buen rollo del vasco en Valencia".

Más noticias de Política y Sociedad