Público
Público

Plácido Domingo: "Quiero venir más a España, porque la añoro"

EFE

Concha Barrigós.

Le "marcharon" de Madrid con sólo 8 años, cuando sus padres, cantantes de zarzuela, se fueron de gira con el maestro Moreno Torroba por Hispanoamérica, y desde entonces ha vivido en México, pero Plácido Domingo, al borde de los 70 años, confiesa que quiere venir más a España, porque la "añora".

Recién llegado de Sevilla, donde anoche le dieron un homenaje, el tenor se ha reunido con los periodistas en el Teatro Real durante cerca de una hora y media para salir a continuación "corriendo" hacia el Museo del Prado, donde la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, le impondría la Orden de las Artes y las Letras.

"Es una grandísima ilusión y satisfacción cumplir los años en Madrid. Es una emoción tras otra: las funciones -de "Iphigénie en Tauride"-, el doctorado de la Universidad Alfonso X el Sabio, el homenaje -de la Sociedad de Artistas AIE-, la Orden, el concierto del día 21...", ha enumerado sobre su imponente agenda, a la que se agrega mañana el almuerzo que le ofrecen los Reyes.

"No se puede pedir nada mejor para terminar una década. Espero que al llegar al día 21 (su cumpleaños) no me sienta con 80", ha bromeado el artista, que el año pasado fue operado con éxito de un tumor en el colon.

El tenor, que cumple también este año 50 de carrera, en los que ha dado 3.500 funciones con 134 papeles distintos, no ha querido revelar cuáles serán los títulos que le traerán en las próximas temporadas al Real, donde estará interpretando a Orestes en "Iphigénie" hasta el día 25.

"Ya están cerrados los dos próximos años y estamos hablando de otros dos más, pero quiero que sea Gérard Mortier -intendente del Real- quien lo diga".

Sí ha anunciado que en las próximas temporadas quiere "hacer más tiempo" para poder estar más en España y actuar en Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla, y que uno de sus sueños "más grandes" es establecer "dos o tres" compañías de zarzuela que pudieran "dar vuelta al mundo" y convocar un concurso para que se componga una al año.

"A veces me dicen de forma despectiva 'zarzuelero'. Pues sí, lo he sido, lo soy y lo seré, con mucha honra", ha reivindicado.

Le parece "increíble" seguir cantando, estrenando papeles, explorando en la voz de barítono y embarcándose en mil y un proyectos.

"Cuando iba a cumplir 55 pensé que quizá me quedaban dos o tres años por cantar, por eso acepté la dirección de la ópera de Washington y después la de Los Ángeles. Nunca pensé que llegaría a los 70 cantando. He seguido aceptando contratos (los tiene hasta 2014) porque pienso que será mas fácil decir 'no puedo cantar' que no tenerlos".

Nunca ha pensado en jubilarse, pero tiene "la firme intención" de que el día que sienta que no debe cantar más será "el primero en decidirlo. No debes esperar -dice- que sean las personas que más te quieren, o la crítica o el público, los que sientan eso".

Sobre el anuncio que hizo ayer Montserrat Caballé de que se retirará cuando cumpla 80 años -el 12 de abril de 2013-, Domingo ha dicho que le parece "muy bien, estupendo", que "uno tiene que ser el juez, el crítico mas severo".

Él no se pone límites, "pero... -y se ríe- los 80... No sé, no puedo decir nada. La vida es extraordinaria, cuando tenia 33 años me hicieron una entrevista en Londres y dije: 'los mejores años de tenor son de los 35 a los 38', y ya ve (...). Aguantaré hasta que el cuerpo y Dios quieran".

"El escenario -revela- es un buen aliado, te quita años, sobre todo si te vistes de negro, hay oscuridad y te subes por las paredes", como hace ahora en "Iphigénie en Tauride".

Sigue sin querer decir si llegará a hacer con el venezolano Gustavo Dudamel "Don Giovanni". "Es un misterio todavía", aunque sí hay "algo en ciernes", admite.

El problema, detalla, es encontrar la producción ideal para que le guste el personaje, con el que simpatiza en absoluto, porque es un "maltratador" con las mujeres y con su amigo.

Lo que sí hará en el futuro es "Il ritorno d'Ulisse in patria", una versión del "Orfeo" de Gluck, la "Thais" de Massenet, que hará en Valencia y en París, y todo ello como barítono, su "nueva" voz. EFE

Más noticias