Público
Público

Las plazas de Asia no levantan la cabeza empujadas por la crisis en EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las bolsas de Asia no fueron capaces de levantar la cabeza esta semana ante los crecientes temores a las pérdidas financieras por la crisis de EEUU y el aumento incesante de los precios del petróleo, que alcanzó un nuevo máximo histórico.

La crisis en la economía más importante del mundo afecta especialmente a los grandes países exportadores, entre los que destacan los gigantes asiáticos.

De esta manera tanto China, como Japón y Corea del Sur se han visto perjudicados por el batacazo del dólar frente al yen esta semana, cuando la divisa estadounidense llegó a situarse el viernes en la banda de los 99 yenes, su nivel más bajo de los últimos doce años.

El índice Asia Pacífico Morgan Stanley descendió esta semana un 2,6 por ciento tras la caída del 5,4 por ciento de la semana anterior, lo que constituye una pérdida global del 14 por ciento desde el comienzo del año.

En la Bolsa de Tokio, el índice Nikkei retrocedió un 4,2 por ciento esta semana y se situó en su nivel más bajo desde agosto de 2005.

El parqué tokiota se vio especialmente afectado por el descenso del gigante nipón de la electrónica Sony, cuyos títulos perdieron durante la semana un 8,9 por ciento hasta los 4.200 yenes, perjudicado por la crisis en el mercado estadounidense, al que destinan un cuarto de su producción.

Las Bolsas chinas experimentaron una semana de pérdidas, y así la Bolsa de Shenzen caía un 12,62 por ciento durante la semana hasta situarse el viernes en los 13.817,65 enteros.

La bajada de la plaza de Shenzen, unida a la del 8,53 por ciento en Shanghai, se vieron motivadas por los temores de que el Gobierno chino aumente la tasa de interés para contener la inflación que crece sin pausa en el país.

El aumento del precio del petróleo en Wall Street, que llegó a alcanzar esta semana su máximo histórico de 111 dólares por barril, fue uno de los factores que más perjudicaron a las Bolsas chinas.

En el caso del parqué de Hong Kong, el índice Hang Seng perdía un 1,19 por ciento semanal hasta situarse el viernes en 22.237,11 unidades, una caída mucho mejor que la del resto de las plazas bursátiles chinas.

Por su parte, el Kospi surcoreano se situó en las 1.600,26 unidades tras un descenso semanal del 3,98 por ciento, empujado por la crisis estadounidense y la consecuente devaluación del dólar frente al yen.

La siderúrgica surcoreana Posco, que perdió un 13 por ciento hasta que sus títulos se situaron en los 442.000 wones, fue una de las grandes perjudicadas del retroceso del parqué de Seúl, tras sufrir la peor bajada semanal desde octubre de 2000.

En el caso de las bolsas del sudeste asiático todas sufrieron caídas semanales de entre el 0,40 y el 12 por ciento, empujadas por los mismos problemas que no permitieron la recuperación del resto de bolsas asiáticas.

La caída más fuerte más fuerte de la región la protagonizó la Bolsa de Yakarta, en Indonesia, que perdió un 11,46 por ciento durante esta semana hasta situarse en los 2.383,42 enteros.

Por detrás la siguió la plaza de Malasia, que cayó un 8,49 por ciento, mientras que la de Manila, en Filipinas, retrocedió un 4,20 por ciento semanal.