Público
Público

Pleno italiano en los entrenamientos para el Gran Premio de la República Checa

EFE

La sesión oficial de entrenamientos para el Gran Premio de la República Checa de motociclismo, que se disputará mañana en el circuito de Brno, apuntaba a un pleno de pilotos españoles en todas las cilindradas, pero al final fueron los representantes italianos los que se adjudicaron tan privilegiadas posiciones.

Andrea Iannone (Aprilia), Marco Simoncelli (Gilera) y Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) fueron los autores de los mejores tiempos de sus respectivas cilindradas y por tanto quienes saldrán mañana desde las mejores posiciones de sus formaciones de salida.

En MotoGP, fue el español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) quien rodó casi todo el tiempo efectivo de entrenamientos con el mejor tiempo, pero en los minutos finales surgió la figura de Valentino Rossi, una vez más, para dejar su impronta de ocho veces campeón del mundo, aunque ello le costara al final una caída.

Rossi le acabó ganando la batalla a su propio compañero de equipo, el español Jorge Lorenzo, aunque fue tal la presión que le quiso meter al español que al final sucumbió a sus intenciones y rodó por los suelos la última vez que entró en boxes para volver a calzar un neumático trasero blando en su Yamaha.

Hasta ese momento el más rápido durante casi todos los entrenamientos había sido Jorge Lorenzo, quien prefirió calzar neumáticos más duros en su Yamaha y con esa configuración encadenó una serie de vueltas rápidas en 1:56 verdaderamente espectacular y con mucha más asiduidad que cualquiera de sus rivales.

La tercera posición de la formación de salida fue para Daniel Pedrosa (Honda RC 212 V), quien como Lorenzo consiguió un buen ritmo de carrera que no pudo redondear al final con el mejor tiempo de entrenamientos.

Marco Simoncelli (Gilera) logró desbancar al japonés Hiroshi Aoyama (Honda) en la última vuelta de los entrenamientos de 250 c.c., en los que Héctor Barberá (Aprilia) y Álex Debón (Aprilia) ocuparon la tercera y cuarta plaza, respectivamente.

El final de los entrenamientos del cuarto de litro resultó verdaderamente excitante, puesto que se produjo una intensa lucha para beneficiarse de los rebufos de sus rivales y con esa estratagema el japonés logró desbancar a Barberá, de quien aprovecho su estela, pero no contaba con Simoncelli, que acabó superando a ambos en su último giro.

Al único que le salió bien su estratagema de aprovechar lo rebufos fue a Andrea Iannone (Aprilia), quien logró el mejor tiempo de 125 c.c. persiguiendo al mejor piloto que había en esos momentos en pista, el español Nicolás Terol (Aprilia).

Terol no se apercibió de la presencia de Iannone y tiró con fuerza para batir por enésima vez su mejor tiempo de los entrenamientos y, una vez más, lo consiguió, pero justo tras el colín de su moto iba la Aprilia de Andrea Iannone que le arrebató el privilegio de salir mañana desde la mejor posición de la formación de salida.

Más noticias de Política y Sociedad