Público
Público

Un Policía Local de Albox de baja por depresión mata a su mujer y se suicida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Joaquín Jiménez, un agente de la Policía Local de Albox (Almería) de baja por depresión crónica desde hace un año y medio, ha matado presuntamente a su mujer, Juana Carmona, a la que ha disparado en la cabeza, al menos en una ocasión, con una escopeta de caza con la que, posteriormente, se ha suicidado.

Los hechos han ocurrido esta madrugada en el garaje del domicilio familiar, ubicado en el paraje de Los Segovias, donde el matrimonio, con un hijo varón ya emancipado, residía junto a una hija que, al llegar a casa sobre las 2.45 horas, localizó tendido en el suelo el cuerpo de su madre ya fallecida y el de su padre, quien pereció desangrado poco más de una hora después en el hospital de la Inmaculada de Huércal-Overa (Almería).

Fuentes cercanas al caso han informado a Efe de que los vecinos de la pareja escucharon esta madrugada al menos tres detonaciones procedentes del domicilio familiar.

Al menos uno de los disparos efectuados supuestamente por el agente con una escopeta de caza alcanzó a la mujer de 54 años, que falleció en el acto, a la altura de la cabeza, mientras que el hombre presentaba una herida por arma de fuego en el pecho.

El "trágico desenlace" de esta pareja "normal y estable", además de "muy participativa y conocida", según ha asegurado a Efe el alcalde de Albox, José García Navarro, se ha vivido entre los vecinos del lugar con "enorme sorpresa", puesto que los allegados al matrimonio, así como los responsables políticos y técnicos del municipio, desconocían la existencia de la más mínima relación de violencia entre ambos.

En esta línea, la coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer, Adela Segura, ha asegurado hoy que Juana nunca había interpuesto denuncia alguna por presunto maltrato contra su esposo, agente de la Policía Local desde hace más de 30 años.

A éste le fue diagnosticada una depresión crónica agudizada en las últimas semanas, según el alcalde de la localidad, por la que se encontraba de baja desde hace 18 meses, cuando le fueron retiradas las armas reglamentarias, y por la que ha sido tratado por especialistas del servicio de Salud Mental de Albox.

Por esta enfermedad mental, en la que según el primer edil de la localidad almeriense estaría el origen de los hechos, la Delegación Especial del Gobierno de Violencia sobre la Mujer está contrastando si la muerte de Juana Carmona puede encuadrarse dentro de la estadística de violencia machista.

También a consecuencia de esta enfermedad, y a la espera de que avancen las investigaciones emprendidas por la Guardia Civil, el equipo de Gobierno del Albox no ha decretado por el momento ningún tipo de acto relacionado con la muerte de la mujer, si bien el consistorio, tras la celebración de la Junta de Gobierno Local, ha expresado su "apoyo y solidaridad" a la familia, a la que ha ofrecido todos los medios humanos y materiales que puedan precisar.