Público
Público

La Policía paquistaní mata a un importante jefe del crimen organizado de Karachi

EFE

Las fuerzas de seguridad abatieron anoche en una operación a uno de los gángsters más peligrosos y buscados de la sureña metrópolis paquistaní de Karachi, Rehman Baloch alias "Dakait", informó hoy a Efe una fuente policial.

"Recibimos la información de que Dakait venía a Karachi y montamos un dispositivo de unos 25 efectivos. Cuando llegó al lugar esperado, la noche del domingo, abrimos fuego contra sus vehículos", explicó a Efe el jefe de la Policía de Karachi, Wasim Ahmed.

"Dakait murió por las heridas del tiroteo junto a tres de sus cómplices. Otros consiguieron escapar", añadió.

Según la fuente, Dakait, nacido en 1976 en la provincia suroccidental de Baluchistán, era "un símbolo del terror" y uno de los dos jefes más importantes en la zona de Lyari, un peligroso barrio en el centro de la ciudad portuaria y considerado el bastión del crimen organizado en Karachi.

"Estaba involucrado en más de ochenta casos criminales, desde narcotráfico hasta contrabando de armas, pasando por asesinato de policías y secuestros. Su muerte es un gran logro para la ciudad", expuso Ahmed.

La Policía había fijado tiempo atrás una recompensa de 5 millones de rupias (62.500 dólares) por Dakait, según los medios paquistaníes.

Las autoridades han ordenado el despliegue de las fuerzas de seguridad en Lyari por temor a que haya represalias tras la muerte del gángster.

La vasta ciudad de Karachi, capital financiera de Pakistán con más de 14 millones de habitantes, es escenario habitual de asesinatos y crímenes, y también ha sufrido disturbios étnicos y choques entre militantes de diferentes formaciones políticas.

Más noticias de Política y Sociedad