Público
Público

La Policía y la Guardia Civil evitan que los transportistas entren en la madrileña M-30

EFE

Los transportistas que secundan la huelga para protestar por el alto precio del gasóleo intentan hoy, como ya hicieron ayer, entrar en la M-30 de Madrid, lo que es evitado por agentes de Policía Nacional, Policía Local y Guardia Civil para que el tráfico no se colapse en la capital.

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía y de la Guardia Civil han confirmado a Efe que los transportistas están causando retenciones en varias vías e intentan acceder a la M-30 por diferentes puntos, sobre todo desde la A-1, como ya hicieron ayer.

Por su parte, los agentes de los diferentes cuerpos evitan que los camiones entren a la M-30 "y colapsen la ciudad", según han explicado un portavoz de la Jefatura, que ha detallado que durante la jornada de hoy se han producido algunos altercados, pero sin grandes consecuencias ni detenciones.

El paso de vehículos de gran tonelaje, como los que protagonizan las protestas de ayer y hoy, está limitado habitualmente en la M-30, y este límite es más estricto en las zonas soterradas de la vía.

A las 13,30 horas los transportistas mantenían cortada la A-1 en sentido Madrid a la altura del kilómetro 13, por lo que la Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda utilizar la autopista M-12 (del aeropuerto), por la que desde esta mañana pueden pasar gratuitamente todos los coches que circulan hacia Madrid.

La A-1 también sufre retenciones de salida en sentido Burgos, al haber cortado los camioneros dos carriles, por lo que la DGT recomienda utilizar la M-607 (carretera de Colmenar).

También hay retenciones en la A-4 a la altura de Pinto, donde permanecen cortados dos carriles en sentido entrada a Madrid, y en la A-42 (carretera de Toledo) a la altura de Villaverde para acceder a la M-40.

Más noticias de Política y Sociedad