Público
Público

Powell pide un cambio en el Partido Republicano

El ex Secretario de Estado de EEUU exige que la formación incluya también a los más moderados

EFE

El ex Secretario de Estado Colin Powell ha querido dejar claro que sigue siendo republicano, pero pidió a su partido un cambio para incluir a los más moderados.

Powell contestó así en una entrevista con el canal de televisión CBS "Face the Nation" a los comentarios del ex vicepresidente Dick Cheney, que cuestionó esta semana su lealtad al partido. "No sabía que todavía fuera republicano", dijo de Powell, quien respaldó al actual presidente demócrata Barack Obama durante la campaña del año pasado.

El partido republicano afronta una crisis interna después de perder las elecciones del pasado 4 de noviembre y las distintas alas de esta formación se han sumido en una discusión sobre el rumbo que tienen que tomar para recuperarse.

Powell dijo que el ex vicepresidente está "mal informado" y aseguró que es republicano pero consideró que si el partido no se abre seguirá perdiendo apoyos y con un giro hacia la derecha perderá a los votantes de centro-derecha.

En opinión de Powell los republicanos "necesitan hacer un examen y decidir qué tipo de partido somos". El senador republicano moderado de Pensilvania Arlen Specter se pasó al bando demócrata recientemente aduciendo que el partido se estaba radicalizando.

"Si el partido no sigue buscando nuevos simpatizantes, abarcará sustentándose sobre una base muy limitada", aseguró Powel, quien abogó por un partido más inclusivo. "Siempre he sentido que el partido republicano debería ser más abierto de lo que tradicionalmente ha sido", aseguró.

El apoyo de Powell a Obama ha sido visto como una traición por algunos de los republicanos más conservadores como Cheney o el comentarista radiofónico Rush Limbaugh.

Powell que fue secretario de Estado durante el primer mandato del presidente George W. Bush, defendió su trayectoria como republicano, aunque reconoció también que dio su apoyo a los demócratas John Kennedy, Lyndon Johnson y Jimmy Carter.

"Durante los 50 años de voto, he votado a favor de la persona que yo pensaba que estaba mejor calificada en ese momento para dirigir la nación", dijo, "el año pasado, pensé que era el actual presidente, Barack Obama".

En cuanto a las críticas de Cheney al cierre de Guantánamo, Powell consideró que la cárcel "debería haberse cerrado en los últimos seis años y le mostré las razones al presidente Bush".

Además añadió que si Cheney no está de acuerdo con la política de Obama tampoco lo estaría con Bush porque "defendió repetidamente en las audiencias internacionales que el país quería cerrar Guantánamo pero el problema fue que no pudo encajar todas las piezas".

Powell admitió la complejidad del proceso para cerrar Guantánamo y determinar qué hacer con los 240 prisioneros que permanecen en el penal, pero criticó que el presidente pidiera al Congreso 80 millones de dólares para su cierre sin tener un plan determinado.

El Senado rechazó la semana pasada una partida de 80 millones de dólares para el cierre de Guantánamo hasta que la Casa Blanca explique qué hará con los extranjeros allí detenidos.

Obama firmó el pasado una orden ejecutiva para cerrar el penal en el plazo de un año pero todavía tiene que decir si serán juzgados por tribunales militares, enjuiciados en tribunales federales en EEUU o detenidos de forma indefinida.

Más noticias de Política y Sociedad