Público
Público

El PP amenaza con recurrir la ley catalana de educación

Los populares consideran que la norma margina el español

L. D. P.

El Partido Popular (PP) vuelve a la carga. Esta vez no es el Estatut sino la futura Ley de Educación Catalana (LEC). La portavoz popular, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció este viernes que su partido no descarta recurrir la LEC al Tribunal Constitucional (TC) ya que, a su entender, discrimina el castellano en favor del catalán.

El dictamen de la futura norma, que fue votado antes de este viernes por CiU, PSC y ERC, zanja el debate de la tercera hora en castellano fijada por un real decreto sobre enseñanzas del Ministerio de Educación de 2006 puesto que la ley catalana infiere a la Generalitat las competencias en materia horaria.

Además, el texto de la futura norma continua apostando por la inmersión lingüística en catalán y establece que los escolares catalanes no podrán ser separados ni por centros ni por grupos en función de la lengua. Como alternativa, fija que los padres de los alumnos que empiecen Primaria podrán pedir que "sus hijos reciban atención lingüística individualizada en castellano".

Santamaría explicó que el PP confia en que finalmente los parlamentarios modifiquen la redacción final. "Ojalá", añadió, "el recurso ante el TC no tenga que hacerse efectivo". La portavoz popular también afirmó que los socialistas "tienen una doble personalidad", ya que en Euskadi han firmado un compromiso a favor del "bilingüismo integrador" y en Catalunya impulsan la LEC. Además, instó al presidente de la Generalitat, José Montilla, a que no imponga ninguna lengua en las aulas y que vele por la calidad de la educación.

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, se subió al carro y anunció, como ya sospechaban algunos diputados de otros partidos catalanes, que su formación política se está planteando "seriamente" solicitar la opinión del Consejo Consultivo.

En este sentido, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, pidió respeto a las normas autonómicas. Además, aseguró que la enseñanza del castellano "está y estará" garantizada en Catalunya, así como en el resto de comunidades autónomas con dos lenguas.

El redactado de la LEC está suscitando mucha polémica. Sin embargo, lejos de lo que pudiera parecer con las afirmaciones de algunos sectores, los artículos sobre la lengua no son los más polémicos entre la comunidad educativa catalana.

En cambio, la consolidación o no de la doble red (centros públicos, centros concertados) si despierta las iras de muchos docentes. En este sentido, el sindicato USTEC afirmó que la LEC "supone la consolidación y la ampliación de los privilegios de las patronales de los centros privados".

Más noticias de Política y Sociedad