Público
Público

El PP exige al PSOE que desautorice a Patxi López

Pide que aclare si respalda su afirmación de que Sortu no es lo mismo que ETA

YOLANDA GONZÁLEZ

El partido presidido por Mariano Rajoy ha dado este domingo a los socialistas un plazo de 24 horas, para aclarar las últimas declaraciones de Patxi López en Público sobre Sortu. En una entrevista publicada ayer por este diario, el lehendakari aseguró que "Sortu no es lo mismo que ETA". Unas palabras que levantaron ampollas y "una honda inquietud" en la dirección nacional del PP.

"Le pedimos a López que aclare su posición y al Gobierno de España que, con carácter urgente, antes de mañana [por hoy] respalde o retire las declaraciones de Patxi López", ha señalado Esteban González Pons en una rueda de prensa convocada en la sede nacional de los conservadores en Madrid, en la que han anunciado que el partido presentará una querella por el escándalo de los ERE en la Junta de Andalucía.

Desde la aparición del nuevo partido de la izquierda abertzale ilegalizada, algunos dirigentes de la formación presidida por Mariano Rajoy han alertado de que el pacto antiterrorista estará en peligro si Sortu es legalizado y consigue presentarse a las elecciones.

"Para el PP, Sortu es ETA y Sortu es Batasuna porque Batasuna es ETA. Y aunque Batasuna se disfrace de Sortu, ETA se queda. Mientras ETA exista, en nuestra opinión Sortu es ilegalizable y sólo puede ser legalizable si hay, en un futuro, petición de perdón a las víctimas y disolución de ETA", ha respondido González Pons al lehendakari.

El PP está convencido de que las palabras de López suponen una ruptura en la unidad de discurso del Gobierno sobre Sortu.

En este contexto, el responsable de Comunicación del principal partido de la oposición ha sostenido que "el PP quiere saber a qué carta quedarse". "Si a lo que el Gobierno dice, hace y actúa a través de la Abogacía del Estado y de la Fiscalía o a lo que un domingo declara el lehendakari López en un medio de comunicación de carácter nacional", ha dicho en alusión a Público. En definitiva, los conservadores han exigido al Gobierno que "aclare" si tiene "dos lenguas", "dos políticas en materia antiterrorista", la del vicepresidente primero y ministro del Interior, Patxi López, o la del lehendakari.

En la mencionada entrevista, López sostiene, además, que "la legalidad de Sortu no debe estar condicionada a la desaparición de ETA". También, considera que sus estatutos "son impecables" y que "demuestran que ese mundo da pasos en la buena dirección hacia la democracia". Aunque insiste en que "la postura unánime" en el PSE sobre este proceso "es que son los tribunales los que van a decidir".

El dirigente del PP no ha querido avanzar cuál será la postura del PP si los socialistas no cumplen con su demanda de precisar las palabras del lehendakari. "Esperamos que el Gobierno lo aclare. Pensamos que el que lo va a aclarar primero es López y luego lo aclarará el Gobierno, porque López no sólo se ha separado de la política anti-terrorista del Gobierno, sino del punto de vista que comparten PP y PSOE". "Estas declaraciones no nos han gustado nada"; así ha introducido González Pons el tema de la entrevista de Patxi López en la rueda de prensa que ha ofrecido este domingo en la sede de la formación a la que pertenece.

Las palabras de hoy de Pons suponen un nuevo episodio de presión al Gobierno por parte del PP desde que se presentó la nueva marca electoral de la izquierda abertzale. Los conservadores creen que los socialistas están cumpliendo a la hora de trasladarles información y en los pasos que se están dando, pero, de vez en cuando, en público, lanzan advertencias de este tipo.

La primera dirigente conservadora en lanzar una alerta fue Ana Mato, vicesecretaria de Organización. "Ahí sí que nos vamos a enfadar y vamos a romper. No vamos a consentir que el PSOE negocie con ETA porque no es positivo para acabar con la banda y no vamos a consentir que ETA gane ni un paso a los españoles. No vamos a tolerar, en ningún caso, que se dé un paso que permita que ETA avance", aseguró hace un mes en una entrevista concedida a Telemadrid.

En un sentido similar se mostró días después Antón Damborenea, presidente del PP vizcaíno, que advirtió de que "evidentemente" el Pacto Antiterrorista estará en peligro si se legaliza Sortu y se le permite presentarse a las municipales y forales "dando oxígeno" a ETA.

Por otra parte, la Abogacía General del Estado cree que el comunicado de Sortu, que rechaza el supuesto plan de ETA de atentar contra el lehendakari, no aporta nada distinto a lo que plantean los estatutos de la formación abertzale y que, por tanto, no influirá en la decisión del Supremo sobre su inscripción, informa Efe.

Para los servicios jurídicos del Estado, el rechazo de Sortu al atentado que los terroristas prepararon contra Patxi López o a la violencia callejera no son más que un anticipo de las alegaciones que la nueva marca abertzale presentará previsiblemente a mediados de la próxima semana en el Tribunal Supremo.