Público
Público

El PP se mantendrá al margen de la posible fusión de Caja Madrid con otras cajas

EFE

El Partido Popular estará "completamente al margen" de la posible fusión que en las próximas fechas pueda acometer Caja Madrid con otras entidades financieras, como Caixa Galicia o Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), ha asegurado la secretaria general de los populares, María Dolores De Cospedal.

Sobre una posible fusión entre las tres entidades mencionadas, las tres en comunidades autónomas gobernadas por el PP, la número dos de los populares ha dejado claro que su partido antepone en esta clase de procesos los criterios profesionales a los políticos.

En una entrevista concedida a Efe en la localidad malagueña de Marbella, De Cospedal ha dicho que "tenemos la idea clara de que las instituciones financieras han de actuar con criterios profesionales y no políticos".

Para De Cospedal, la gestión de las cajas de ahorros ha de dar prioridad a la despolitización y un control mayor del que ya pueda ejercer ahora del Banco de España.

El PP añade a este dúo de condiciones prioritarias una tercera: "Que las cajas funcionen en beneficio del interés general y de los impositores y ahorradores".

Por ello, en virtud de la despolitización de las cajas de ahorros que desean los populares, "la intervención del PP va a ser nula", ha asegurado De Cospedal.

También ha hablado del descenso del paro en los meses veraniegos, aunque no para atisbar una pronta recuperación, sino para alertar de que las expectativas "no son buenas" debido a la "falta de medidas estructurales" adoptadas por el Gobierno.

Tras recordar que numerosas pymes han de cerrar el negocio por los efectos de la crisis y de los problemas que encuentran para acceder al crédito, De Cospedal ha recalcado que la situación, lejos de dar pie a la recuperación, es "muy mala" y que el paro "seguirá subiendo con independencia de que en momentos coyunturales, como éste de los meses de verano, haya una leve mejoría".

La secretaria general del PP ha reclamado reformas estructurales, empezando por una reforma fiscal y siguiendo por la reforma laboral, que ha de contar necesariamente con el acuerdo de los agentes sociales.

Pero siempre bajo iniciativa del Gobierno, de tal modo que si entre empresarios y sindicatos no hay acercamientos, tome las riendas de la situación.

Pero, a su juicio, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero "no quiere hacerla".

Asimismo, ha desmentido que su partido hubiera estado detrás de la ruptura del mismo. "Eso es una falsedad, excusas de quien no sabe hacer su trabajo", ha sentenciado.

Más noticias de Política y Sociedad