Público
Público

El PP rompe con UPN y se presentará en Navarra

Reuters

El Partido Popular volverá a presentarse de forma independiente en Navarra tras considerar que Unión del Pueblo Navarro ha roto el acuerdo firmado hace 17 años entre ambas formaciones, según anunció el martes la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

"El presidente nacional de mi partido me ha dado instrucciones para que, a partir del día de hoy, se pongan en marcha los instrumentos necesarios para volver a instalar el Partido Popular en Navarra", anunció De Cospedal en el Congreso de los Diputados.

Los populares decidieron la semana pasada suspender sus relaciones con la actual dirección de UPN después de que uno de sus dos diputados, Carlos Salvador, no respaldara la enmienda a la totalidad presentada por el PP a los presupuestos para 2009, pero no llegaron a dar por roto el acuerdo.

En su lugar, instaron a los regionalistas navarros a demostrar "su voluntad inequívoca" sobre la continuidad del pacto y ofrecer garantías para su pleno cumplimiento.

Sin embargo, lejos de acercar posiciones, el comité ejecutivo de UPN decidió anoche suspender cautelarmente de militancia a Santiago Cervera, diputado que sí votó con el PP en el Congreso, y a Jaime Ignacio del Burgo, histórico ex diputado que se opuso públicamente a la decisión de UPN de abstenerse en la votación.

Ante esta decisión, el PP ha optado finalmente por dar por roto el acuerdo firmado en 1991, por el que los populares no se presentaban en las elecciones en Navarra, y su secretaria general aseguró que su partido debe poner "en todo el territorio nacional" los medios necesarios para proteger sus principios e ideas.

De Cospedal añadió que tanto Cervera como Del Burgo tenían "las puertas abiertas en el PP", al igual que los votantes de la hasta ahora coalición "que compartan nuestros principios y valores en una Navarra integrada en un proyecto nacional".

Del Burgo se habría afiliado ya al PP, según medios, aunque la formación popular no pudo confirmar la noticia.

"DISPUESTOS A ESCUCHAR"

El presidente de Navarra y presidente de la formación regionalista, Miguel Sanz, mostró su respeto por la decisión de sus hasta ahora socios, pero se negó a que se les considere "los causantes de la ruptura del pacto".

"No es verdad, quien ha roto el pacto por no respetar ni a UPN ni el pacto y por suspender las relaciones y al final dar por finiquitado dicho pacto ha sido el Partido Popular", agregó.

Aún así, Sanz indicó que "esto no significa que no estemos abiertos a seguir colaborando".

Por su parte, De Cospedal dejó entrever la posibilidad de salvación del pacto: "Si nos llama UPN, estaremos dispuestos a escuchar".

El origen de la disputa es la interpretación de la autonomía que tienen los diputados de UPN en Madrid.

El partido regionalista, que gobierna en minoría en Navarra desde las elecciones del año pasado y ha contado en ocasiones con el apoyo de los socialistas navarros, asegura que una cláusula del acuerdo permite votar de forma autónoma al PP para situaciones especiales que afecten al interés general de la comunidad foral, así como a su gobernabilidad.

Sin embargo, los populares afirman que las decisiones de política nacional corresponden al PP en virtud del pacto entre ambas formaciones, y considera que el presidente navarro es el principal responsable de la situación que ha acabado con la ruptura entre ambos partidos.

Más noticias de Política y Sociedad