Público
Público

Praga confirma la muerte de un soldado checo de la OTAN en Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de la República Checa, Vlatimil Picek, confirmó hoy en Praga que un soldado checo falleció al sur de Afganistán como consecuencia de un ataque suicida.

El soldado checo, miembro de la policía militar, formaba parte de un grupo de la Colaboración Civil y Militar (CIMIC) de la OTAN que realiza tareas de reconstrucción en esa zona.

En el ataque suicida, que tuvo lugar en el distrito de Gerishk, en la provincia afgana meridional de Helmand, murieron otros dos soldados daneses y tres civiles afganos.

Según informaciones procedentes de Afganistán, en el ataque murieron al menos siete personas, tres civiles y cuatro soldados de la OTAN.

El ataque tuvo lugar cuando el suicida, que circulaba a pie, detonó la carga que llevaba adosada al paso de una patrulla de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en el distrito de Gerishk, explicó el jefe de la policía de Helmand, Hussain Adiwal.

La República Checa tiene actualmente en Afganistán efectivos en un hospital de campaña de Kabul, en trabajos de reconstrucción en el norte del país, así como destinados a la supresión de focos de talibanes en el sur.