Público
Público

La presidencia asegura que la UE rechaza hablar "todavía" de crisis económica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro esloveno de Finanzas, Andrej Bajuk, aseguró hoy que es demasiado pronto para conocer las consecuencias de las turbulencias financieras en la economía real y señaló que los Veintisiete no quieren hablar "todavía" de crisis.

Bajuk, cuyo país ocupa la presidencia semestral de la Unión Europea, expresó además su preocupación por las oscilaciones de los tipos de cambio y afirmó que la UE se "esforzará" para que la cotización de las divisas refleje adecuadamente la situación económica.

En una rueda de prensa previa a la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno que la UE celebrará esta semana, Bajuk reconoció que la actual situación de la economía mundial plantea "riesgos" para el crecimiento en Europa, pero consideró prematuro hablar de una "crisis".

Reconoció que "la crisis hipotecaria se ha extendido más allá de las fronteras de Estados Unidos (...), pero todavía no conocemos el alcance que tendrán las turbulencias".

La cumbre de primavera del jueves y el viernes servirá a los países de la UE para analizar la situación de los mercados financieros y las posibles medidas a adoptar en el futuro.

Preguntado por las oscilaciones del euro, Bajuk aseguró que se trata de "un problema que estamos viendo a diario", y reiteró que las fluctuaciones no son positivas para el crecimiento y la creación de empleo.

Además, insistió en que los tipos de cambio deben reflejar la situación de una economía y aseguró que la UE trabajará para que esto ocurra en el caso de la moneda única.

Dentro de la agenda económica, el Consejo Europeo de esta semana tiene previsto debatir también las propuestas de la Comisión Europea para impulsar un código de conducta voluntario para los fondos soberanos -los que gestionan los gobiernos-.