Público
Público

La presidenta de AI cree que la impunidad se nutre de la invisibilidad de las víctimas

EFE

La presidenta de Amnistía Internacional (AI) en España, Itziar Ruiz-Giménez, ha asegurado hoy en Santander que la "impunidad" de quienes violan los Derechos Humanos se nutre de la "invisibilidad" de las víctimas.

Por eso, ha apuntado que el 60 aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos "es un buen momento para reflexionar sobre los millones de personas que son invisibles", porque "la impunidad" de quienes violan esos derechos "se nutre de esa invisibilidad".

Ruiz-Giménez ha lanzado como retos para este aniversario dar visibilidad a los "millones de personas que sufren violaciones de derechos humanos, económicos, culturales, políticos y civiles en todo el mundo".

La presidenta de AI, que ha participado en un encuentro sobre derechos humanos en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, ha apostado por "una movilización social" que exija a "los gobiernos que luchen contra la impunidad de las violaciones de los derechos humanos" y ha reivindicado el derecho de las víctimas "a la verdad, a la justicia y a la reparación".

El encuentro, que está organizado por la Fundación Instituto Cultura del Sur, ha contado con la participación de representantes de organizaciones como Reporteros sin Fronteras, Médicos sin Fronteras o Amnistía Internacional y la presencia del catedrático de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, José Vidal Beneyto.

Según la directora de la Fundación, Elena Salas, el encuentro trata de poner de manifiesto la situación en la que se encuentran los derechos humanos "a través del papel que está desarrollando la cultura española" en la protección de la diversidad, "dándole voz a las principales organizaciones sociales" en este ámbito.

La invisibilidad de las violaciones de los derechos humanos es algo que a juicio de la presidenta de Médicos sin Fronteras en España, Paula Farias, afecta "de forma transversal", tanto al objetivo de la acción humanitaria, "las víctimas de guerras y desastres", como a "la acción humanitaria en sí misma".

Farias ha afirmado que la capacidad de las organizaciones "está directamente tocada por varios retos que no son muy visibles", entre los que ha destacado la "politización de la acción humanitaria" y los problemas de "seguridad de los equipos y en las posibilidades de acceso para atender a las víctimas de las crisis humanitarias" provocadas por las violaciones de derechos.

Más noticias de Política y Sociedad