Público
Público

El presidente electo egipcio jurará su cargo ante el Tribunal Constitucional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente electo de Egipto, el islamista Mohamed Mursi, jurará finalmente su cargo ante el Tribunal Constitucional Supremo, anunció hoy un dirigente de los Hermanos Musulmanes, pese a su intención de hacerlo solo ante el Parlamento, disuelto por una orden de esa corte.

Según la agencia oficial de noticias Mena, el dirigente del Partido Libertad y Justicia (PLJ), brazo político de la Hermandad, Sobhi Saleh afirmó que el hecho de que Mursi jure ante el Tribunal Constitucional no significa su reconocimiento de la disolución del Parlamento.

El pasado 14 de junio, el Constitucional anuló la composición del Parlamento y ordenó su disolución por irregularidades en su formación, algo que ha sido rechazado por los Hermanos Musulmanes, que dominan las dos cámaras con el PLJ, del que Mursi era presidente hasta ayer.

Un portavoz de la campaña electoral de Mursi, Yaser Ali, dijo ayer que el nuevo presidente juraría su cargo ante el Parlamento al ser "la única entidad legítima elegida por el pueblo egipcio".

Por su parte, Saleh explicó que su partido no está en contra de la decisión del Constitucional de disolver el Parlamento, sino en contra de la aplicación "ilegal" de su orden, ya que tenía que haber sido emitida por un tribunal administrativo.

Según la televisión estatal egipcia, Mursi recibió hoy en el palacio presidencial al primer ministro egipcio, Kamal Ganzuri, que está previsto que presente la dimisión de su Gobierno en las próximas horas.

Fuentes de seguridad dijeron a la edición digital del periódico estatal "Al Ahram" que Mursi se trasladó esta mañana de su casa en el barrio de Tagamu al Jamis, en las afueras de El Cairo, al palacio presidencial en un convoy compuesto por diez coches, motos y una ambulancia.

El diario destacó que el viaje de Mursi no ha obstaculizado el tráfico en El Cairo ni ha causado el cierre de ninguna calle, tal y como ocurría con el expresidente Hosni Mubarak.

El triunfo de Mursi en las elecciones con casi el 52% de los votos le convierte en el primer presidente de Egipto tras la caída de Mubarak, el 11 de febrero de 2011, y en el primero Estado elegido en democracia en la historia del país.