Público
Público

El presidente ruso anuncia que se amplía la campaña antiterrorista en el Cáucaso norte

EFE

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, anunció hoy la ampliación de la campaña contra el terrorismo en el Cáucaso Norte, tras el atentado suicida perpetrado este lunes en Ingushetia, en el que murieron 24 personas.

"La campaña continuará, pero se ampliará y se utilizarán nuevos métodos", señaló Medvédev en la ciudad de Stávropol, en el sur de Rusia, según las agencias rusas.

Medvédev hizo estas afirmaciones durante una reunión con los miembros del Consejo de Seguridad adjunto al Kremlin sobre la situación política y la lucha contra los terroristas y extremistas en la inestable región caucásica.

"Hace un tiempo comenzó a cuajar la impresión de que la situación en el Cáucaso en relación con las acciones terroristas había mejorado. Lamentablemente, los sucesos de las últimas semanas demuestran que esto no es así", comentó.

El líder ruso aseguró que el objetivo de las nuevas medidas es lograr "una estabilidad general (...), una mejoría radical de la situación (...) y no sólo medidas cosméticas".

En particular, Medvédev subrayó la necesidad de mejorar la cooperación entre los distintos cuerpos de seguridad desplegados en el Cáucaso, como el Ministerio del Interior, el Servicio Federal de Seguridad (FSB) y otras estructuras.

Aseguró que serán castigados los policías que fueron incapaces de garantizar la seguridad de los agentes en la sede de la policía en Nazrán, principal ciudad ingush, donde una furgoneta conducida por un terrorista suicida entró sin oposición.

"Es necesario tomar medidas activas para proteger a los miembros de los cuerpos de seguridad. De su defensa depende el bienestar de millones de ciudadanos", apuntó el líder ruso, que tachó de "imperdonable" lo ocurrido en Nazrán.

Al respecto, el jefe del FSB (antiguo KGB), Alexandr Bórtnikov, reconoció que las autoridades tenían información sobre un posible atentado terrorista suicida y añadió que los cuerpos de seguridad no disponían de suficientes medios para combatir el terrorismo en el Cáucaso.

El presidente ruso anunció la víspera que ha encargado al viceministro del Interior, Arkadi Yédelev, que asuma el control de todos los cuerpos de seguridad en Ingushetia.

Además, instruyó al ministro del Interior, Rashid Nurgalíev, que abra una investigación para esclarecer las circunstancias que rodearon el atentado con coche bomba perpetrado por un kamikaze contra la sede de la Policía en Nazrán.

"¿Qué ocurrió? ¿Negligencia, traición o una conjunción de actos criminales que no pudieron ser prevenidos?", interrogó.

Las autoridades de Ingushetia dijeron hoy que había aumentado a 24 el número de muertos en el atentado con coche bomba, y que otras 29 víctimas se encuentran hospitalizadas.

El atentado del lunes fue el segundo ataque suicida en menos de dos meses en Ingushetia: el 22 de junio pasado otro terrorista detonó un coche-bomba al paso de la comitiva del presidente ingush, Yunus-bek Yevkúrov, quien resultó gravemente herido.

Más noticias de Política y Sociedad