Público
Público

El presidente Suleimán maniobra para frenar a la oposición

E. G. GASCÓN

Un pequeño grupo de candidatos "independientes" podría decidir los resultados de las elecciones libanesas y conjurar la victoria de la oposición prosiria y proiraní.

Los independientes son en realidad personalidades cristianas que no concurren en las listas de los grandes partidos cristianos, sino en listas alternativas con el aparente objetivo de restar apoyo al Movimiento Libre Patriótico del ex general Michel Aoun.

Aoun no se ha cansado de denunciar durante la campaña esta maniobra ideada por el presidente Michel Suleimán, quien ha incitado a varios políticos afines a concurrir, como si fueran independientes, en algunos distritos cristianos que Aoun considera propios.

Si logra su objetivo, Suleimán contará con un puñado de parlamentarios que tendrán la llave de la Cámara y podrán imponer su política tanto al sector prooccidental como al sector prosirio y proiraní.

Lo más probable es que de las urnas salga un puñado de diputados afines a Suleimán, pero no están seguros de cuál será su número y si efectivamente se convertirán en la bisagra parlamentaria.

Suleimán fue elegido presidente con el apoyo de Damasco, de ahí que haya quien vea su ascenso político como un reconocimiento de la importancia de Siria en el pequeño país vecino.

En cualquier caso, tanto el sector prooccidental como el sector prosirio dispondrán del derecho de veto, de manera que las principales decisiones deberán tomarse por consenso, lo que augura una legislatura caliente.

Más noticias de Política y Sociedad