Público
Público

El presidente yemení acusa a la oposición de "decir mentiras" y le insta a comenzar un diálogo

EFE

El presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, acusó hoy a las fuerzas de la oposición de "decir mentiras" y les instó a empezar un diálogo "para garantizar la estabilidad y la seguridad" del país.

Ante decenas de miles de personas concentradas en la Plaza de los 70, en Saná, Saleh aseguró: "esta es la gente que resiste, que se expresa: la que está en la Plaza de los 70. Cuántas mentiras se dicen a través de las cadenas por satélite. Basta de mentiras".

Saleh se refería a los cientos de miles de opositores al régimen que piden su renuncia en distintas concentraciones celebradas en varias ciudades del país, desde el pasado mes de febrero.

En este sentido, sobre la concentración que la oposición lleva a cabo en la rebautizada "Plaza de la Libertad" -junto a la Universidad de Saná-, el mandatario yemení comentó que "las (manifestaciones) de la Plaza de la Universidad están guiadas por las cadenas vía satélite, que dicen mentiras".

"Llamamos al 'Al Liqaa al Mushtarak' (la Coalición de fuerzas de la oposición) a que hagan un examen de conciencia y a que comiencen un diálogo que pueda garantizar la estabilidad y la seguridad a la patria y a que dejen de decir mentiras", agregó Saleh ante los manifestantes que portaban retratos del presidente.

En la ciudad de Taez, donde en las últimas semanas se han registrado enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad, cuya actuación fue alabada hoy por Saleh, también se ha celebrado una gran concentración de seguidores del mandatario y otra de sus detractores.

Esta imagen de multitudinarias manifestaciones tanto a favor como en contra de Saleh se han repetido en las ciudades occidentales de Hudaida y Huya, en lo que parece una nueva estrategia del presidente para intentar contrarrestar el movimiento opositor que exige su renuncia inmediata.

No obstante, en la ciudad portuaria de Aden, en el sur del país, se ha registrado sólo una gran concentración de protesta contra el régimen de Saleh.

El pasado 11 de abril, Al Liqa al Mushrak (El Encuentro Compartido, en árabe) rechazó una propuesta de diálogo de los países del Consejo de Cooperación del golfo Pérsico (CCG), que incluía el abandono del poder de Saleh.

La oposición justificó su rechazo asegurando que dicha propuesta no estipulaba "la marcha inmediata" del presidente, una de sus principales demandas.