Público
Público

Un presunto asesino en serie se sienta en el banquillo por siete crímenes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presunto asesino en serie Michel Fourniret y su esposa Monique, supuesta cómplice, se sientan mañana en el banquillo del Tribunal de lo Criminal de Charleville-Mézières (noreste) acusado de siete asesinatos cometidos en Francia y Bélgica entre 1987 y 2001.

Fourniret, de 66 años, bautizado como el "ogro de las Ardenas", ha reconocido los crímenes durante la fase de instrucción del caso, pero la prensa local especula con la posibilidad de que el acusado, al que definen como una mente manipuladora, pueda guardar alguna sorpresa durante la vista, que debe terminar con un veredicto previsto a finales de mayo.

Según reza la acusación, Fourniret comparece en el tribunal por la muerte de siete jóvenes de entre 12 y 22 años, seis en Francia y una en Bélgica, en la mayor parte de los casos previo secuestro y violación.

Para cometer los crímenes, el "ogro de las Ardenas" contaba con la complicidad de Monique, su esposa, a la que conoció cuando cumplía prisión por agresiones sexuales.

Fourniret fue arrestado en junio de 2003 en Bélgica, cuando una joven que había secuestrado logró escapar y lo denunció.

En enero de 2006 fue extraditado a Francia, donde le atribuyen, además de los seis asesinatos por los que será juzgado, otros dos más, por los que fue procesado hace unos días.

A lo largo de la instrucción, los investigadores fueron descubriendo, siguiendo las indicaciones del acusado, los cuerpos de algunas de sus víctimas enterrados.