Público
Público

La prima de riesgo de España sigue disparada y roza los 584 puntos básicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La prima de riesgo de España rozaba hoy a las 14:40 horas por primera vez desde la creación del euro los 584 puntos básicos y se situaba en 583,9.

El repunte obedece a la subida del interés al que se negocia el bono español a diez años en el mercado secundario de deuda, que por primera vez desde que está en vigor la moneda única europea alcanzaba el 7,233 %.

El interés del bono alemán a diez años, cuyo diferencial con el bono nacional del mismo plazo mide el riesgo país, era a esta hora del 1,394 %.

Los expertos consultados por EFE explican que las renovadas tensiones del mercado de deuda soberana obedecen a la incertidumbre abierta en Grecia por la intención de los partidos vencedores en las elecciones celebradas ayer de renegociar en la medida de lo posible los términos de la ayuda recibida por el país.

Pese a que son los partidos más moderados y partidarios de que el país permanezca en la zona del euro los que presumiblemente lograrán formar un gobierno, el mercado da por hecho que la salida del país de la moneda única solamente se ha retrasado.

Sólo el Banco Central Europeo (BCE), coinciden los analistas, puede apaciguar al mercado si reanuda las compras de deuda soberana que interrumpió en febrero de este año.

Los expertos no se ponen de acuerdo a la hora de establecer un nivel a partir del cual el rescate de un país es inevitable.

El 23 de abril de 2010, cuando la Unión Europea acordó el rescate de Grecia, el rendimiento de su bono a diez años era del 8,7 %, en tanto que el del bono germano se situaba en el 2,897 % y la prima de riesgo helena en 580 puntos básicos.

El rescate de Irlanda se produjo el 21 de noviembre de 2010, cuando el interés del bono a diez años alcanzó el 8,3 % y la prima de riesgo irlandesa los 512 puntos básicos, pues la rentabilidad del bono alemán era del 3,176 %.

El rescate de Portugal, que se formalizó el 16 de mayo de 2011, llegó cuando el bono luso a diez años alcanzó una rentabilidad del 9,7 %, frente al 3,116 % del bono alemán, que situó su prima de riesgo en 658 puntos básicos.